Rouge

Rouge

- Deco -

Ideas para lograr una decoración de interior con estilo

27 de julio de 2018

Por Jana Illhardt, especial de la agencia DPA

El estilo campestre ya está pasado de moda cuando se trata de decorar interiores, pero ¿qué detalles y secretos podemos aplicar en nuestro hogar si queremos que sea acogedor y no fríamente moderno?

“El mundo se vuelve cada vez más digital, y eso se manifiesta en cierta frialdad y falta de proximidad. En realidad, lo que intentamos hacer es generar una decoración de interiores que logre un buen balance con esas pautas, aplicando mayor calidez en nuestros hogares”, explica Ursula Geismann, de la Asociación Alemana de la Industria del Mueble.  La mujer recomienda incorporar algunos elementos del estilo más “campestre”, como ser muebles antiguos y de materiales naturales, que generarán un aire mucho más cálido en los ambientes.

Cuanto más urbana sea la ubicación de tu casa, más necesidad de darle ese estilo al interior, porque te remitirá a un sitio idílico, a la serenidad de antes o incluso a lo que sientes cuando estás de vacaciones y todo tiene un aire rústico sin dejar de ser de última generación.

Teniendo los muebles y accesorios indicados, tu casa del siglo XXI será tan acogedora como a principios del XIX.

La diferencia fundamental entre esos dos períodos no sólo es la comodidad, sino que hoy se toman elementos de aquellas épocas y se arma un espacio mucho más liviano, no tan macizo como antes. Los armarios, las cómodas, las mesas antiguas son reinterpretadas por los diseñadores y adaptadas al contexto actual. Su característica principal radica en una sencillez de gran claridad, lejos del barroco.

“Los muebles siguen siendo de buena calidad, durables, y de un gran valor, tanto en calidad como en presencia”, sostiene por su parte la asesora Katharina Semling, de Alemania. “El decorado filigranado y las superficies muy talladas ya no están en un primer plano como antes.”

En resumen: recomendamos incorporar accesorios y detalles a la decoración, pero por lo general el estilo debe ser discreto. Antes los almohadones tenían estampados llamativos. Hoy eso está fuera de moda, porque la regla general es “menos es más”.

“Se trata de apuntar más a la calidad que a la cantidad. Eso se da casi automáticamente cuando uno está atento a que los ambientes no estén demasiado repletos de cosas”, explica Ursula. Cada alfombra, cada manta o almohada deben tener además un color armónico con el resto del entorno y no tener una presencia dominante.

Además, hoy la decoración de interiores alterna materiales. Antes tal vez nos encontrábamos con un mueble de madera acompañado de cuencos de madera delante de una pared que también era de madera. Hoy todos apuntan a mezclar materiales de antes con texturas más actuales.

Es importante generar contrastes, por ejemplo combinar la madera con el metal; o bien acompañar el hierro o el vidrio con elementos tradicionales en forma de un jarrón de cerámica o tazas de colores, o levantar el revoque de una pared para que se luzcan los ladrillos.