Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

Cómo manejar el estrés en posiciones de liderazgo

Foto: Unsplash
15 de junio de 2018

Estos son los mejores tips para hacerle frente a una situación de estrés laboral.

(*)Por Dra. Gacela Simán Menem.

Ser CEO de una compañía u ocupar posiciones directivas clave significa un importante avance en la carrera profesional. Sin embargo, asumir ese rol conlleva a tener un stress diario o crónico que el organismo no está preparado y a un desgaste permanente.

Al contrario de lo que cree la mayoría, la coyuntura política-económica de un país puede incrementar los niveles de stress, pero es en realidad la falta de previsión ante situaciones que no dependen en forma directa de la persona y la desorganización lo que aumenta el stress individual. Todo esto se ve exacerbado por el avance tecnológico que permite estar conectado hasta tarde a través del whatsapp, mail o las redes sociales.

El stress produce una liberación de sustancias como endorfinas y hormonas que al activarse ocasionan taquicardia, sudoración, alteración en el proceso de intercambio de sustancias intracelulares, aumento de la presión arterial (aunque no se tenga hipertensión), incremento en el peso, cansancio, insomnio o alteración del sueño con somnolencia diurna. También pueden producirse febrículas, resfríos en reiteradas ocasiones y/o daños digestivos como gastritis y colon irritable.

Si la persona nota cambios en el ritmo de sueño, mayor cansancio, olvidos temporarios, modificaciones en el humor y desgano – aunque cumpla con sus obligaciones -, se está frente a una situación de stress.

¿Qué se debe hacer entonces? Dormir entre 6 y 7 horas por día y de ser posible, cortar la jornada con un descanso de media hora después del mediodía. Un tip a tener en cuenta es la ingesta de tragos cortos de agua durante el día laboral y levantarse del escritorio cada una hora. La organización de las tareas por orden de relevancia y de urgencia no es un tema menor ya que ayuda a disminuir los nervios y el estado de ansiedad. En tanto, la toma de decisiones más importantes debe realizarse las primeras horas del día porque el cuerpo está más preparado para recibir mayor presión.

No olvidarse de destinar 1 o 2 veces al día para realizar alguna actividad de relajación como elongación, respiración o simplemente leer algo diferente durante 10 minutos que obligue a la mente y al cuerpo a salir de la zona de stress.
No existe stress normal, el stress siempre es patológico. En caso de padecer stress hay que realizar un chequeo clínico y endocrinológico, revisar el tipo de gasto energético se está realizando y cuidar la alimentación.

(*) MN 83.933. Médica cirujana, especializada en endocrinología-metabolismo y en medicina nuclear. Presidente del Centro de Endocrinología, Salud, Alimentación y Nutrición (C.E.S.A.N) y presidente de la Fundación Argentina de Síndrome Metabólico (F.A.SI.MET). Co-Directora del Posgrado en Síndrome Metabólico (UBA). Co-Directora de la Diplomatura en Diabetología (UCES)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *