Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

Llega alguien nuevo al trabajo pero no se integra, ¿por qué?

4 de abril de 2018

La entrevista funcionó a la perfección y el nuevo integrante del equipo parece estar muy bien capacitado para el puesto. Sin embargo, con el correr de las primeras semanas la atmósfera se torna un poco incómoda y “el nuevo” no parece integrarse del todo al conjunto. ¿Por qué? Las razones pueden ser múltiples, pero te comentamos tres errores típicos que suelen cometer los jefes y los compañeros de trabajo:

Descuido en los primeros días. Para el equipo son jornadas de trabajo que no se diferencian en nada de las demás, pero para alguien nuevo son muchas las cosas que se definen en esos primeros momentos, en particular en lo que hace al primer día laboral. ¿Cómo se puede hacer sentir bien a esa persona? ¿Tiene todo lo que necesita en su escritorio? ¿Se la puede invitar a compartir la hora de almuerzo con otros? Es importante que no se sienta excluido.

– En la primera etapa, casi todos vuelcan su concentración en el trabajo y se esmeran por que sus tareas les salgan bien. Pero no todo pasa por el contenido laboral. La relación con los compañeros es sumamente importante, y allí es donde “los viejos” integrantes del equipo pueden ayudar a que el nuevo se sienta bien. Puede ser útil que el jefe apunte a alguien que “se ocupe” más del nuevo y lo acompañe en sus primeras etapas.

Muchos jefes se guían por la premisa de “si yo no digo nada, es que todo marcha bien”, pero para el equipo esa estrategia no siempre cuaja y puede tornarse difícil en particular para los nuevos, que quieren tener un retorno sobre lo que están haciendo y saber si van bien. Darles feedback a los integrantes nuevos de un equipo es muy útil para todos.

Fuente: Agencia DPA.