Rouge

Rouge

- Gourmet -

4 pasos para una alimentación saludable según KonMari

7 de marzo de 2018

Aplicar los conceptos de Marie Kondo en tu día a día te permite llevar una dieta equilibrada y saludable.

Marie Kondo llegó al mundo no sólo para revolucionar los hogares y ordenarlos. Sí, no se trata sólo de vestidores, placares y demás. Estamos hablando también de un estilo de vida que se basa en el concepto de “vivir más livianos”. Es por esto que surgió la tendencia de aplicar el método KonMari en la alimentación.

La premisa consiste en llevar una vida saludable organizando tu alimentación según los tips de la autora de “La magia del orden” y “La felicidad después del orden”.

No se trata solo de organizar los menús para no picotear, este método va mucho más allá, ya que se ha comprobado científicamente que cómo ordenemos los elementos en la cocina influye directamente en lo que comemos. Por ejemplo, si la cocina o el comedor están desordenados, tendemos a consumir un 15% más de calorías que si todo estuviese en su lugar y hubiera pocas cosas sobre la mesada y la mesa.

El primer paso, tal como lo sugiere la gurú japonesa es eliminar. Para Marie Kondo, organizar es no acumular, y para ello hay que decidir si tirar o no un objeto. Para seguir una alimentación equilibrada, se trata de pensar si una comida es o no buena para nuestra alimentación, y si no lo es, eliminarla. Pero deshacerte de ciertos alimentos no significa que no los vayas a consumir más. Significa que los saques de tu día a día y que los reserves para determinadas ocasiones; la salida de los viernes con amigas, el cumpleaños de tu novio el sábado, el asado familiar del domingo o cualquier otro plan que signifique un momento de relajación y disfrute.

Hacer una limpieza general de todo lo que no te conviene te sirve para no comprar demás y, un plus, evitar acumular comida que luego se vence en la alacena.

El segundo paso es planificar. Armarte un planning para cada día te va a permitir ordenarte, comprar adecuadamente, evitar alimentos vencidos en tu despensa y, obviamente, llevar una alimentación más saludable. Si tenemos la comida planificada y comprada, es más fácil ingerir opciones saludables y evitar caer en la idea del picoteo en un kiosco o en el bar del trabajo.

El tercer paso es ser realista. Al planificar tus menús deberías pensar en el tiempo que tenés para comprar y cocinar. De este modo, si sabés que hay un día que llegas muy tarde a tu casa, lo reservas para el plato de pastas de la semana mientras que, si sabés que hay un día que tenés más tiempo, podés optar por platos más elaborados.

El cuarto paso es el orden en tu casa. Colocar los alimentos en su lugar correspondiente y dejando a la vista los productos que vas a consumir en los próximos días sirve para ahorrar tiempo. ¿Un plus? Rotular cada estante de la heladera te permite saber qué productos tenés, cuáles deberías ir reponiendo e incluso, no perder tiempo buscando aquello que necesites.

¿Qué ganamos aplicando el métdodo Kon Mari en la alimentación?

– Tener los menús planificados, sabiendo qué comer en cada momento, con los alimentos a tu disposición para cocinarlos, te hace la vida más fácil y rebaja la ansiedad por comer. Esto equivale a reducir el nivel de estrés en el día a día.

– Mejora tu salud. Comer de forma equilibrada a diario, sin picotear cualquier cosa para improvisar un menú, revierte positivamente en tu salud y ayuda a llevar una vida saludable y equilibrada.

– Disfrutas más. Cuando arreglas para salir con tus amigas o con tu pareja, la ocasión es realmente especial y disfrutas intensamente del momento. Lo mismo que el día que te das un capricho, que es un día, no cada día.

 

Un pensamiento en “4 pasos para una alimentación saludable según KonMari”

Los comentarios están cerrados.