Rouge

Rouge

- Celebrity Style -

Time’s Up dijo presente en la piel de Emma Watson

5 de marzo de 2018

Time’s Up, el movimiento contra el acoso sexual y la discriminación en el ámbito laboral, no impuso dress code negro para la gala de los Oscar, como sí sucedió en los Globos de Oro entre otras galas.

No obstante, el mensaje estuvo presente en la red carpet. Famosos como Jane Fonda , Richard Jenkins y Patrick Stewart desfilaron luciendo su pin de Time’s Up.

Pero quizá el más visto fue el de la actriz Emma Watson, ícono del feminismo que es noticia en todo el mundo por promover la igualdad de género.

La ex Hermione Granger lució un vestido negro de Ralph Lauren en la alfombra roja de la fiesta de Vanity Fair, después de los Oscar. Aunque el gran foco de atención estuvo puesto en su recién estrenado tatuaje en su antebrazo derecho.

Oscars Vanity Fair in Ralph Lauren from the archives. Great design is timeless and this dress, like vintage, is another way to wear a sustainable piece. Shoes by @rogervivier, a brand promoting craftsmanship and supporting their local town of Brancadoro . @tylerellisofficial bag handcrafted by a small team of artisans in Italy. Fair trade and recycled gold sapphire cuff by @anakatarinadesign , @anakhouri responsibly sourced ring and bracelet, and @vraiandoro earrings made from lab grown diamonds and recycled gold. For skin, @iliabeauty Vivid Concealer in Maca used as a lightweight foundation for a fresh look and a few dabs of @rmsbeauty ‘Un’ Cover-Up 22 under the eyes. RMS Beauty Eye Polish in Solar on the lid to add a bronze glow and RMS Living Luminizer under the brow to the top of the cheek bone. Ilia eyeliner in Rebel Rebel to enhance the lash line. Ilia Multi-Stick in Tenderly flushes on the cheeks. Lips @janeiredale lip liner in Spice and finished with Ilia Lip Gloss in The Butterfly and I. #timesup

Una publicación compartida por The Press Tour (@the_press_tour) el

El tatuaje de Time’s Up aparentemente efímero fue criticado duramente en las redes por el error ortográfico debido a que no puso el apóstrofe. No obstante, no dejó de ser una reivindicación al movimiento.

Desde su fundación, en enero de este año, Time’s Up recibió cerca de 1.700 peticiones de ayuda legal, según la directora de la organización White House Council on Women and girls, Tina Tchen.