Rouge

Rouge

- Entretenimiento -

Series perfectas para fanáticas de la moda

29 de diciembre de 2017

Gossip Girl, Velvet y The Crown son sólo algunas de las que marcan tendencia.

El mundo de las telas, las texturas, las tramas y los hilos es una perdición para cualquier mujer fanatizada con la moda. Y es que se se sabe que la presente industria significa mucho más que un poco de ropa. Cuando hablamos de moda, hablamos de historia, de contextos sociales, económicos y políticos, de cuestiones climáticas según la región y sobre todo, de aspiraciones.

En la actualidad, Netflix es el rey de los contenidos audiovisuales y es ahí mismo donde podemos darnos una panzada de series ligadas al mundo de la moda. Algunas no hablan estrictamente sobre ello pero se encuentran perfectamente ambientadas en distintas épocas y países y hacen de sus trajes un eterno deleite.

No es casual que luego de la Revolución Francesa el Corsé haya caído en desuso o que la imagen femenina se haya masculinizado luego de la segunda guerra mundial. Algunas de estas cuestiones se ven perfectamente reflejadas en series que toda amante de la moda, y obviamente de la historia, debería mirar.

¿Cuáles son?

1.Velvet: La trama principal de la serie nos presenta la historia de amor entre Ana, una modista de clase trabajadora y a Alberto, el dueño de Galerías Velvet, una de las tiendas más lujosas de Madrid. Sin embargo, la gran protagonista de este relato es la moda. No sólo porque todo sucede dentro de una tienda de modas sino también porque la misma se encuentra perfectamente ambientada en la década del ’50 y del ’60.  Tal es así que un equipo de expertos realizó una exhaustiva investigación en ciertos lugares como el Museo del Traje de Madrid para diseñar, coser y adaptar cada una de las piezas que aparecen en la serie.

2.The Crown: La serie aborda la trayectoria de la corona inglesa y la subida al trono de la Reina Isabel II de Inglaterra. Los años 50′ se reflejan con total naturalidad y cada uno de los trajes se convierten en una fuente de inspiración incluso para la vestimenta actual. Faldas de corte midi a la rodilla, zapatos de taco medio y bolsos extra pequeños son algunos de los ítems más característicos de la época y que dicen presente en cada capítulo.

3.Downtown Abbey: En este drama situado en los inicios del Siglo XX en Inglaterra nos cuenta los pormenores de la aristocrática familia Crawley y sus sirvientes. Las décadas de 1910 y 1920 se ven perfectamente logradas y tanto los trajes como el maquillaje y los peinados se convierten en foco de atención. La encargada del vestuario de las dos primeras temporadas fue Susannah Buxton junto a las diseñadoras Rosalind Ebbut y Caroline McCall quienes se inspiraron en Paul Poiret. Los diseños de la tercera temporada estuvieron a cargo de McCall y se inspiraron en la lujuria característca de la época. Las temporadas restantes reciclaron diseños de míticas películas como “Orgullo y prejuicio”, “Una habitación con vistas” y “Descubriendo nunca jamás”.

4.El tiempo entre costuras: Esta serie es la adaptación del best seller escrito por María Dueñas y cuenta la historia de Sira Quiroga, quien por amor, abandona Madrid algunos meses antes del golpe de Estado de 1936 y viaja a Marruecos. De un día para el otro, debe irse a Tetuán y rehacer su vida haciendo lo que sabe hacer: coser. Los acontecimientos históricos, políticos y sociales marcan el devenir de la historia y Bina Daigeler, diseñadora y encargada de vestuario de la serie, lo sabe bien. Ella misma confesó que encontró su inspiración en grandes firmas de la época como Chanel, Paul Poiret y Elsa Schiaparelli.

5.Sex and The City: A casi 20 años del estreno de esta mítica serie en la pantalla, Charlotte, Samantha, Carrie y Miranda se convirtieron en íconos de la moda a través de los años. La estilista de la serie fue Patricia Field y fue quien le dio vida a la imagen de cada uno de los personajes. Fue ella quien ideó el collar que decía “carrie” y que hoy sigue de moda y fue ella también quien pensó que la adicción del personaje a los zapatos Manolo sería una idea genial. Incluso, la serie contó con un vestido creado por Versace que costó 80 mil dólares y se convirtió en uno de los más icónicos de la serie (aquél con el que Carrie esperaba a Petrovsky en París).

6.Gossip Girl: La icónica serie relata la vida de 5 adolescentes adinerados que viven en el Upper East Side de Manhattan en Nueva York. La misma, es narrada por la “bloggera” Gossip Girl y se convirtió en una de las series más representativas de Nueva York, tanto que el 26 de enero es considerado el Día de Gossip Girl y fue declarado por el alcalde Michael Bloomberg en el 2012. El personaje de Blair Waldorf estuvo inspirado en Audrey Hepburn y el de Serena Van Der Woodsen en el de Kate Moss. Fue Blair quien impuso la moda de las headbands y el estilo preppy marcó tendencia en todo momento. Vera Wang y Zuhair Murat fueron algunos de los diseñadores que vistieron a estas amigas que no perdían oportunidad de hacer compras en Chanel, Versace y más. La encargada del vestuario fue Eric Daman.

7. Girl Boss: Es la serie creada por Netflix y basada en el libro de Sophia Amoruso que cuenta la historia de cómo esta joven se convirtió en la fundadora y dueña de Nasty Gal. La misma está protagonizada por Britt Robertson y si bien fue cancelada, nos adentra en el mundo del amor por las piezas consideradas vintage. La serie revaloriza las prendas “pasadas de moda” y las vuelve a poner en el foco de atención.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *