Rouge

Rouge

- Entretenimiento -

¿Por qué una serie romántica engancha a hombres y mujeres por igual?

11 de diciembre de 2017

El productor de Outlander, la serie cuya tercera temporada termina hoy, explica las razones del éxito y cuenta detalles de su azarosa realización.

Por Patricia Daniele, especial para Rouge

Hoy, lunes 11 de diciembre, culmina en Fox Premium (y en su APP) la tercera temporada de Outlander, la serie romántica inspirada en la saga de Diana Gabaldon que captó la atención de mujeres de todas las edades y también de la platea masculina. ¿A qué se debe esta comunión de gustos? El productor Ronald D. Moore (Battlestar Galactica y Star Trek: Next Generation) supo combinar las escenas eróticas clásicas de esta lectura tan descriptiva, con la contraposición de batallas crudas y sangrientas. Incluso escribió los guiones de varios episodios.

Es que la historia de los protagonistas, el escocés del Siglo XVIII Jamie Fraser (San Heughan) y la enfermera (luego médica) del Siglo XX Claire Randall (Caitriona Balfe) tiene todos los condimentos para resultar atractiva al gran público: ella viaja a la escocia del pasado y se enamora de ese hermoso espécimen masculino de gran corazón. Juntos viven aventuras en las Highlands mientras enfrentan al malvado capitán Jack Radall; luego escapan de los británicos y terminan viviendo en la París de Luis XIV (con una reconstrucción de época soberbia). Finalmente se separan porque ella está embarazada y necesita de las técnicas modernas para dar a luz.

Así llegamos a la tercera temporada que culmina hoy espectacularidad y romance. Claire, que está viviendo en los años ’60, se decide a volver al pasado para buscarlo a él, aunque hayan pasado 20 años desde que se despidieron. Para ver el reencuentro tuvimos que esperar 5 episodios de los 13 de la temporada, e inmediatamente los vimos inmersos en nuevos conflictos que los llevaron de viaje hacia Jamaica, en una azarosa (y costosa de producir) travesía marítima.

“Justamente, una de las fortalezas de la historia es que está en constante evolución y es muy cambiante -contó en Londres Moore, el factótum de este éxito-. Esta temporada, a diferencia de las anteriores, es acerca de los cambios y las separaciones”.

Además, como parte de los episodios se desarrollan en alta mar, tuvieron varias dificultades que sortear: “Fuimos a filmar a Sudáfrica durante varios meses. Hay muchas cosas que podríamos hacer hecho en Escocia (donde rodaron la mayoría de la historia) pero no la travesía a Jamaica. Por suerte pudimos contar con los tremendos sets de Black Sails (otra serie de Starz, el canal premium productor de Outlander). Teníamos tanques de agua con barcos recreados y máquinas que simulaban la marea y las tormentas. Nos aprovechamos de esos sets y de gran parte del personal. Además, rodamos en escenarios naturales de Sudáfrica para simular las islas del Caribe. Nos mudamos hasta allí con 40 personas del equipo británico pero la mayoría de los que trabajaron eran sudafricanos”.
-¿Resultó difícil sorprender a los seguidores de la saga de libros, que conocen tan bien la historia?

-Es complicado porque siempre estás atendiendo a dos audiencias: están los que saben hacia adónde vas. A ellos tratamos de sorprenderlos en la manera en que presentamos las cosas; reacomodamos ciertas situaciones, algunas cosas ocurren fuera de secuencia o a veces piensan que nos olvidamos de algo, y después descubren que lo pusimos más adelante.

A la audiencia general, la que no conoce el contenido de los libros, la tratás como al público general de la tele. Tratás de protegerlos de todos los spoilers y también confiás en que ellos no se dejen tentar por los anticipos, ya que, si quisieran saber algo, está todo por ahí. Ellos deben preferir no enterarse y dejarse sorprender.
-¿Por qué piensa que la audiencia seguirá enganchada con Jamie y Claire, para una cuarta temporada?
-Es una historia única. Forastera (Outlander) fue mi primera lectura de una novela romántica. Es una historia muy interesante y Diana hizo una investigación exhaustiva para escribirla. Ella le dio autenticidad a las palabras de una forma que te hace creer en la veracidad del contenido. Tiene grandes personajes, una hermosa historia de amor y es difícil de encasillar. La autora considera que no son libros sólo para mujeres, y está en lo cierto porque tiene ciencia ficción y fantasía, viajes en el tiempo y un montón de datos históricos. También es un cuento de aventuras, de guerra, hay mucha información sobre medicina y política.

 

Patricia Daniele

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *