Rouge

Rouge

- Ocio -

Daybreaker, una experiencia de yoga y baile para arrancar el día

18 de noviembre de 2017

Tendrá lugar el 22 de noviembre​, que se celebra también el Día de la Música.

Daybreaker comenzó como una mezcla de experimento social y proyecto artístico. Hoy se convirtió en un movimiento social que se desparrama por el mundo.

El próximo 22 de noviembre, entre las 06 y 09hs, se desarrollará por primera vez en Buenos Aires y en todo Latinoamérica en el edificio WeWork, Torre Bellini, ubicado en Esmeralda 950 (CABA). La fórmula es simple y poderosa: comenzar con una hora de yoga relajante para luego bailar durante 2 horas entre música, bailarines, performances, músicos y muchas más sorpresas.

Las barras son totalmente gratuitas (solo se paga el precio de la entrada) y en vez de la clásica cerveza o tragos se ofrecen jugos, frutas, cereales, aguas y té frío.

La primera fiesta se realizó exitosamente en un modesto sótano de un café el 10 de diciembre de 2013. Rápidamente se fue expandiendo hacia otras ciudades: San Francisco, Los Ángeles, Boston, Washington, Chicago, Miami. Luego vinieron Toronto, París, Londres, Montreal, Shanghai y hace pocos días se incorporó Ámsterdam a la lista que no para de crecer.

“El año pasado estuve por trabajo en Nueva York y unos amigos me invitaron a un Daybreaker. Al principio dudé porque tenía que levantarme muy temprano y la fiesta era un poco lejos de donde me hospedaba pero insistieron y fui. Cuando llegué no pude creer lo que veía: cientos de personas sonrientes haciendo una fila para subir a un barco que recorrería el Hudson a las 6 de la mañana”, explica Gastón Silberman, Director de la agencia UV Digital Agency y principal promotor de la llegada del evento a la Argentina.

“Una hora más tarde estaba bailando junto a personas que no conocía pero que de alguna manera sentía que teníamos algo en común, que compartíamos algo. El resto del día fue increíble, me sentía especialmente motivado y energizado. A la mañana siguiente me desperté y en lo único que pensaba era en traer esta locura a Buenos Aires”, continúa Silberman.

“Estamos seguros de que hay un público que, como a nosotros, le encanta bailar y disfrutar con amigos pero que está cansado del ambiente de la noche y de intoxicarse como forma de diversión. No se trata de un simple evento, sino de crear una comunidad de gente que comparte estos valores”, agrega Esteban Brenman, socio de Silberman en la agencia.

“Los eventos son siempre en distintos lugares. Además del yoga y el baile pasan un montón de cosas: hay artistas y shows que acompañan el baile y completan la experiencia, que nunca es igual pero que siempre apunta a sentirse bien, estar presentes en el aquí y ahora. Daybreaker es una experiencia memorable para comenzar el día”, destaca Krys Cordero, responsable de la producción del evento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *