Rouge

Rouge

- Mi pelo -

La arcilla: ese revolucionario componente de belleza

30 de octubre de 2017

Con miles de años de uso, este elemento fusiona sus beneficios históricos con resultados únicos para el cabello.

Por: Lucila de Hoyos

La arcilla se asocia usualmente con alguna de sus propiedades ligadas al endurecimiento o a la facultad de adherir ciertos elementos en contacto. Ese fenómeno se conoce bajo el nombre de Absorción y adquirió múltiples usos a lo largo de la historia. Ahora también tiene una aplicación única que embellece todo tipo de cabello.

Hace cientos de miles de años, la gente pudo observar que el fuego había endurecido el barro arcilloso del suelo: el efecto de calor había eliminado las partículas de agua. Sin embargo, usar este nuevo conocimiento requirió mucho tiempo de observación, ensayos y pruebas”, afirman las arqueólogas María Isabel González y María Magdalena Frére.

Este proceso histórico define los distintos usos que caracterizaron a la arcilla hasta lograr un uso supremo en materia de belleza:

  • Desde tiempos pretéritos, se utilizaba como exfoliante para la piel: ya se había descubierto su capacidad de devolverle la pureza a los tejidos.
  • Su propiedad única de otorgar dureza y fuerza a los materiales la convirtió en el mejor aliado para estructuras firmes, desde vajillas hasta edificaciones.
  • Se utilizó para dar forma y modelar los objetos debido a su incomparable resistencia y facilidad de aplicación.
  • Tiene la capacidad de pulir los metales debido a su cualidad de dar brillo e intensidad
  • Se le dio uso para revestimientos naturales de paredes, ya que brinda acabados más brillosos que las pinturas comerciales
  • En los últimos años, se instaló la fangoterapia para mejorar la movilidad de ciertas partes del cuerpo con la arcilla como componente principal

Dentro de los nuevos usos modernos, la arcilla inspiró a L’Oreal para crear el producto Elvive Arcilla Purificante, que tiene que ver no solamente con potenciar las cualidades de la arcilla, sino también con la idea de desintoxicarse y volver a los hábitos naturales. Esta fórmula permite mantener el cabello vital, fresco e hidratado; y a su vez, combatir las partículas contaminantes a las que el pelo está expuesto todos los días.

Este proceso se logra a través de un fenómeno coloidal que genera la arcilla por el cual elimina suciedades y exceso de grasitud. Según el tamaño y la constitución de los granos que generan las arcillas, se pueden producir distintos efectos en el cabello: la arcilla verde consigue un efecto purificante, la azul tiene propiedades hidratantes y la blanca revitalizantes.

Así, la arcilla se convierte hoy en un aliado para la vida cotidiana y la belleza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *