Rouge

Rouge

- Deco -

Con un catálogo cerrado, venden muebles y objetos del centenario Plaza Hotel

De remate. Apilados en los salones de eventos, los muebles esperan a sus nuevos dueños. Hay desde percheros con espejos biselados hasta soperas. | Foto: CEDOC
21 de octubre de 2017

Por unos $ 3 mil se pueden obtener mesas, cómodas y cajoneras de los años 50. El hotel reabrirá en 2020 y sumará también viviendas de lujo.

Por Claudio Corsalini.

Parece imposible, pero por sólo unos $ 3 mil o poco más, uno puede tener en su casa un pedazo de historia de uno de los emblemas de la Ciudad: a través de un catálogo cerrado –al que pudo acceder PERFIL–, parte de los muebles y objetos del centenario Plaza Hotel está en venta.

Mesas, sillas, sillones, cómodas, espejos de pie, bahuts (cajoneras de estilo), soperas plateadas y hasta bidets, inodoros y grifería sanitaria son algunos de los artículos que pertenecieron al mobiliario del hotel que, hoy cerrado (ver aparte), se pusieron a la venta hace algunas semanas. A la larga lista de estos productos –algunos, de diseño histórico de los años 50 y 60, o fabricados a medida– también se suman otros artículos más “modernos”, como sommiers, frigobares o equipamiento de gimnasio.

De acuerdo con el catálogo, los precios van desde los $ 100, por un radio reloj despertador, hasta los $ 25 mil de una máquina de gym. Esta especie de feria americana de productos hoteleros premium tiene lugar por las obras de remodelación y puesta en valor del que fue el primer hotel de lujo de América Latina, encaradas por el Grupo Sutton, propietario del emblemático hotel porteño desde mediados de 2012 tras desembolsar unos $ 280 millones y 27 meses de negociaciones. El hotel de San Martín y Florida, pensado y desarrollado por el empresario Ernesto Tornquist e inaugurado en 1909, cerró sus puertas el pasado 30 de abril y se estima que las reabrirá en 2020, para incorporar –además de los servicios de hotel– residencias de lujo.

“No estamos desguazando el hotel ni mucho menos. Se trata de un lote de muebles que no se van a utilizar cuando se termine la reforma y que se tienen que cambiar”, explicó a PERFIL Andrés Kalwill, director de Nuevos Proyectos del Grupo Sutton.

De todas maneras, y más allá de esta venta puntual, el director ejecutivo del grupo desarrollador adelantó que los muebles históricos del hotel, en su mayoría construidos con maderas importadas de Europa, fueron enviados al Alvear Icon de Puerto Madero –inaugurado en junio de este año– y al Alvear Palace Hotel, en Recoleta, que también forman parte de ese grupo hotelero, además del Llao Llao y las Galerías Pacífico, entre otros espacios emblemáticos del país.

Acceso exclusivo. Si bien los productos pueden ser adquiridos por el público en general, para acceder al catálogo de productos hay que recibir un código QR que, una vez escaneado, permite ver los muebles y el precio de venta de cada uno de ellos. Otro código, en tanto, habilita una dirección de mail para que el potencial comprador solicite un turno para recorrer el salón de venta, instalado en el sector donde funcionaba el histórico Plaza Grill, en el que especialidades como el pato a la prensa y los tradicionales pucheros de los domingos eran una marca registrada.

“Es una oportunidad en la que ganan las dos partes: tanto el que compra –porque se lleva un mueble de estilo que perteneció al primer hotel de lujo de la región a un precio más que conveniente– como quienes vendemos, ya que no nos quedamos con un mobiliario que no se va a utilizar”, aseguró Kalwill en su charla con este diario.

La decisión de desprenderse de los objetos fue consensuada entre los responsables de la administración, pero hubo un trabajo de selección histórica. “Apenas cerró el hotel, les pedí a los equipos de interiorismo de la cadena que lo recorrieran de punta a punta y vieran qué muebles se podían vender. Por el momento la venta viene muy bien”, señaló, por último, el director ejecutivo.

Las obras de remodelación, aún sin los permisos

Si bien el Plaza Hotel cerró sus puertas en abril de este año, aún no comenzaron las obras de remodelación y puesta en valor, que se anunciaron a fines del año pasado. Según explicaron desde el grupo propietario, la razón se basó en la decisión de esperar hasta la apertura del nuevo hotel de lujo de la cadena, el Alvear Icon de Puerto Madero, realizada en junio de este año tras la inversión de US$ 110 millones.

En relación con la obra, Kalwill explicó que actualmente se encuentran abocados “a la presentación de los permisos correspondientes para la realización de las tareas”, que incluyen un mix de servicios con residencias de lujo y servicio de hotelería premium, habitaciones más grandes y funcionales, y el nuevo punto distintivo del lugar: los Escritorios Plaza, un modelo de oficinas móviles pensadas para quienes no están en el día a día de su empresa pero requieren un espacio laboral.

“Hay que tener en cuenta que es un edificio con protección, ya que se encuentra dentro del Area de Protección Histórica (APH) Plaza San Martín. Vamos a mantener la esencia y el espíritu del hotel, tal como lo hicimos con el Alvear Palace, el Llao Llao y las Galerías Pacífico. No vamos a cometer ningún disparate ni a hacer ninguna modificación que afecte las fachadas”, aseguró el ejecutivo del grupo dueño del emblemático hotel de Plaza San Martín.

*NOTA publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

 

3 pensamientos en “Con un catálogo cerrado, venden muebles y objetos del centenario Plaza Hotel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *