Rouge

Rouge

- Deco -

Pisos ecológicos: la filosofía sustentable conquista los hogares

Frente de la posada ubicada a 2 km del centro de Tafí del Valle. Más en: www.posadaintiwatana.tur.ar/
4 de octubre de 2017

Ideas para decorar con pisos hechos a través de materiales ecológicos con un toque moderno.

Por: Lucila de Hoyos

La tendencia eco ha tenido cada vez mayor envergadura en productos para el hogar, desde muebles o pequeños artefactos de decoración hasta la base de la vivienda: los pisos. A la hora de elegir opciones eco, los pisos vinílicos y flotantes se llevan todos los premios. Así lo afirma Nicolás Leonhardt, Titular de Pisos Alemanes: “Una gran ventaja de los pisos flotantes -que no se tiene conciencia todavía- es que son pisos ecológicos, de bosques de crecimiento rápido que se vuelven todo el tiempo a sembrar. Realmente reúnen lo mejor de los dos mundos porque son muy duros, son muy modernos y siguen las nuevas tendencias”.

¿Por qué elegir los pisos vinílicos y flotantes? En primer lugar, son ideales para renovaciones ya que se coloca sobre la carpeta existente y logra reducir costos de colocación, además de que precisan una obra seca que se puede utilizar casi inmediatamente después de haberla llevado a cabo. “Lo que tienen los pisos flotantes y los pisos vinílicos es que trataban en un punto de imitar la madera, pero al ser una fantasía, una impresión de un dibujo en HDF; se pueden hacer cosas mucho más modernas, mucho más locas y mucho más interesantes, en más de 180 colores distintos”, asegura Nicolás Leonhardt. ¿Cómo cuidarlos? Fundamental, la protección del agua y de las altas temperaturas, a pesar de que poseen mayor resistencia que la madera. Asimismo, es clave elegir productos especialmente elaborados para cada uno de los pisos.

Floorstudio ideado por Pisos Alemanes con el fin de visualizar el resultado final de los pisos escogidos para cada hogar

Para la primavera y el verano la última tendencia son los Decks ecológicos que vienen en colores tradicionales y rústicos en tonos marrones, o también en versiones más modernas en tonos blancos y grises. Resistentes al agua, al sol, al movimiento, a la dilatación y a la decoloración; no requieren ningún tipo de mantenimiento y son ideales para exteriores y piletas. ¿Por qué representan una opción sustentable? Nicolás Leonhardt asegura: “Este tipo de decks están de moda en toda Europa por su filosofía ecológica, ya que son elaborados por un 60% del compuesto PVC y 40% de madera de árboles que se vuelven a sembrar de forma permanente”. Un plus: se pueden construir en altos niveles y se acoplan perfectamente a los ambientes naturales.

Lo último en Decks: el color gris que ofrece Pisos Alemanes es tendencia mundial en decoración de exteriores

En esta línea, resulta primordial la adhesión a esta movida sustentable por parte de los hoteles y grandes establecimientos que tengan el objetivo de fundar conciencia ecológica. Juan Concha Lozano y Fabienne Nouvelot montaron la Posada Inti Watana -ubicada en Tafí del Valle, Tucumán- a través de materiales eco con el objetivo de promover la contribución con la disminución del impacto ambiental y una mejora de la calidad de vida y del desarrollo sustentable. “Para la construcción de la casa de campo dentro del marco de una arquitectura sostenible y del cuidado del medio ambiente se recicló y se  utilizó como revestimiento para el piso tejuelas antiguas (de 20 x 40) que datan de 1850 aproximadamente provenientes de las casas coloniales en demolición de la ciudad de San Miguel de Tucumán que estaban colocadas en los cielorrasos”, afirma Fabienne, en su vocación de pensar en cada detalle.

La cuestión del cuidado de este tipo de pisos también es especialmente diseñada como parte de la filosofía eco. Los fundadores de la posada creen imperante no utilizar ningún producto químico en su cuidado y protección. Para ello, precisan de un jabón especialmente traído de Francia conocido como “Jabón negro”, totalmente natural a base de aceite de linaza esencialmente. ¿Cómo hacer para embellecerlos? Para sacar brillo es ideal el aceite de linaza -se consigue en cualquier ferretería y por un costo muy económico- que nutre el material, lo deja respirar, no deja olores y no tiene repercusiones ni para los visitantes ni para el ambiente en general. “El turismo permite el contacto con mucha gente, y es una excelente manera de desarrollar, a través del diálogo, una conciencia ecológica asociada, muchas veces, a una filosofía de vida”, concluye Fabienne.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *