Rouge

Rouge

- Moda & Belleza -

Donatella reunió a cinco musas de Versace

Doradas. (De izq. a der.) Claudia Schiffer, Donatella Versace, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Helena Christensen con los famosos vestidos metálicos, en Milán. | Foto: DPA
23 de septiembre de 2017

Como homenaje a su hermano Gianni Versace, hizo un desfile con Schiffer, Campbell, Bruni, Christensen y Crawford.

Por Ernesto Ise.

Ellas son cinco de las mujeres que llevaron al apogeo el título de top model. Una profesión que en ellas corporizó lo máximo a conseguir por cualquiera de las jóvenes que de los 80 a los 90 se ponían como objetivo de vida ser modelos.

Y la reaparición de ellas en el Fashion Week de Milán revolucionó ayer ese espacio, que integra el cronograma top de la moda internacional. Cindy Crawford, Helena Christensen, Carla Bruni, Naomi Campbell y Claudia Schiffer cerraron el desfile de Versace. Justamente una de las marcas que a todas ellas las tuvo siempre en sus pasarelas y campañas publicitarias, sin importar el cachet. De hecho, basta como anécdota la vez que, con tal de que Naomi Campbell hiciera las fotos para una campaña gráfica, Gianni Versace se hizo cargo del costoso punitorio que la agencia de la modelo tuvo que pagar a un cliente para que ella cancelara un trabajo previamente acordado.

O cuando, para una temporada, convenció a Claudia Schiffer de posar semidesnuda con Sylvester Stallone, y también contrató a cinco de las que “no se levantaban de la cama por menos de US$ 10 mil” para otra campaña manejando con guante de seda los detalles de divismo que aun las más profesionales de ellas tenían en esa época.

Ella lo hizo. Hoy los cachets son otros pero la imagen poderosa que Donatella Versace concibió para cerrar su desfile no tiene precio. Las réplicas en medios periodísticos, y sobre todo en redes sociales, justifican cada dólar invertido por ella y su socio norteamericano en el glamoroso quinteto. Es cierto que había un motivo adicional: rendir homenaje a Gianni Versace, de cuyo asesinato este año se cumplen veinte años.

De color dorado, conquistaron una vez más la pasarela. | Foto: AFP

Y en un mundo donde todo –o casi todo– puede encontrar su correlato en el marketing y los negocios, la firma italiana acompañó esa efeméride con el lanzamiento de Tribute, una colección que recrea todos los elementos que Gianni convirtió en clásicos de su marca y de la moda: motivos marinos como las medusas y caracoles, caras de Warhol, los estampados coloridos y, por supuesto,  el mesh metal o los dorados. Y fue con estos vestidos metálicos que las cinco tops cerraron el desfile: primero posaron en un típico armado versacesco y luego caminaron todas juntas la pasarela.

Estrategia. “Donatella recurre a los archivos de Versace para rescatar colecciones significativas creadas junto a su hermano y celebrar así el legado duradero (…) para una generación contemporánea”, dice la firma en su página oficial al referirse a Tribute.

Pero según analistas de la moda, en un mundo donde los más ricos y hasta reinas como Máxima marcan tendencia repitiendo vestidos y hasta usar ropa vintage –incluso alta costura– también lo es, puede ser un rentable negocio para las casas de moda como Versace reformular o incluso relanzar ítems exitosos de sus antiguas colecciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *