Rouge

Rouge

- Deco -

La tradicional calle Arroyo fue intervenida con obras de cartón

Desfile. Los participantes y espacios fueron decorados por diversos artistas. Foto:aballay
30 de agosto de 2017

Por Victoria Moreno (*) El pasado sábado por por la tarde, la histórica calle Arroyo se llenó de diseño y color: a lo largo de dos cuadras, entre Esmeralda y Carlos Pellegrini, distintos artistas –fotógrafos, arquitectos, diseñadores industriales y de moda– intervinieron más de ochenta espacios, desde plazas, vidrieras comerciales, faroles y hasta rejas de […]

Por Victoria Moreno (*)

El pasado sábado por por la tarde, la histórica calle Arroyo se llenó de diseño y color: a lo largo de dos cuadras, entre Esmeralda y Carlos Pellegrini, distintos artistas –fotógrafos, arquitectos, diseñadores industriales y de moda– intervinieron más de ochenta espacios, desde plazas, vidrieras comerciales, faroles y hasta rejas de edificios emblemáticos como hoteles y museos, con obras de arte hechas en cartón.

Se trata de la primera edición del “DaRa Design Parade”, organizada por Diseñadores de Interiores Argentinos Asociados (DaRa) para estrenar la renovación de una de las calles más señoriales de la Ciudad de Buenos Aires.

El día culminó con un desfile de bicicletas, autos y motos antiguas, adornadas con piezas de cartón, que al ritmo de tambores japoneses, y un grupo de rock con gaitas, marcharon por el recorrido de las obras de arte.

“Para los artistas, la única consigna fue el uso del cartón como material en sus obras, para unificar la estética con un elemento que fuera de bajo costo y práctico de usar”, explicó Julio Oropel, presidente de DaRa.

Para Paola Rossi, la arquitecta que intervino las rejas del Hotel Sofitel, fue todo un desafío: “El lugar tiene una impronta muy elegante y clásica, por eso presenté un rosal dorado para reforzar la elegancia del edificio”, explica. Y agrega que nombró a su obra de flores caladas, Beauty and the Beast –La Bella y la Bestia”–.

Una experiencia similar vivió el diseñador Arturo de la Fuente, quien desarrolló la escultura Agregaciones intensivas, construida con piezas por encastre, y donde el mismo público pudo colaborar en el armado. “Es la primera vez que voy a un espacio público y fue muy lindo ver la reacción de la gente y el interés que muestra”, explica De la Fuente.

Otros diseñadores intervinieron la fachada de la Embajada de Francia, las plazas Estado de Israel y Cataluña, y hasta la tradicional fuente de Esmeralda y Arroyo. “Tuvo un plus haber llevado diseños de un material tan elemental como el cartón a una calle tan paqueta y sofisticada y generar una reacción en los espectadores”, concluye Oropel.

(*) Publicado en la edición impresa de Diario Perfil

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *