Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

Cómo saber si padecés una obsesión alimentaria

28 de julio de 2017

La nutricionista María Agustina Murcho, autora de “Podemos comer de todo”, te cuenta las señales de alerta.

Mirar el rotulado nutricional, de casa envase permanentemente.

No perder de vista los ingredientes de casa cosa que uno come.

Compensar. Por ejemplo: “como ayer comí hidratos, hoy ayuno o como muy poco y me mato en el gimnasio”.

Alejarse cuando hay alguna comida que no te permitas, como tortas, productos de panadería, dulces en general, etc.

No creerle al nutricionista que te dice que se puede comer de todo sin subir de peso, aun estando avalado por la ciencia.

Ir al gimnasio, aunque estés enfermo, y si no vas la culpa te carcome la cabeza.

Pensar todo el día en calorías.

Tener como único objetivo el quemar grasas.

Creer que un alimento es sano porque es bajo en hidratos y buscar que cada alimento que se consume sea muy bajo en este macronutriente.

Pesarse todos los días y angustiarse por no haber bajado de peso o por haber subido (aunque sea unos gramos).

Fuente: Podemos comer de todo. Editorial El Ateneo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *