Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

Seducción electoral

19 de Marzo de 2017

Quienes deseen ganar una elección no solo deberán conocer los deseos y necesidades sino que deberán emprender un proceso “casi de cortejo”.

Por Dra. Guillermina Rizzo.

Luis conoce a Josefina y queda cautivado, “pagaría” por saber si en la mente de ella sucede lo mismo… Julián está a minutos de acceder a una entrevista laboral y “pagaría” por incursionar en la cabeza del gerente y conocer sus deseos respecto del perfil esperado.

Se trate de conquistar a alguien o algo hay una serie de elementos que están presentes en torno a la situación: llamar la atención, seducir, causar buena impresión, persuadir, convencer para obtener un “sí”, se suceden casi como los pasos imprescindibles de cualquier manual.

De acuerdo a los deseos y necesidades de llegar a los otros son muchos los que en más de una ocasión han dicho “si pudiera leer la mente de fulano sería genial…”.

Transitamos el mes de marzo, ya se percibe en el ambiente, comienza la cuenta regresiva, pues restan menos de 150 días para la realización de las P.A.S.O (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) donde se define qué partidos políticos quedarán habilitados para presentarse en los comicios legislativos del mes de octubre.

¿Es sencillo incursionar en la mente humana? ¿Qué sucede en la cabeza de una persona al momento de elegir? ¿Las elecciones se asemejan a la seducción y el cortejo?

Seguramente desde ahora y hasta el 13 de agosto, será un tiempo de discursos, peleas, sucesión de colorida cartelería, mensajes, jingles, peleas inusitadas, situaciones impensadas, algunos apelarán a “bailar por un voto” y, consultores y gurúes cotizarán casi a la par de los candidatos.

Estudios cuantitativos son sumamente valiosos, pero existen múltiples situaciones que quedan por fuera de las leyes estadísticas. De hecho, muchos pronósticos fallaron en las últimas elecciones en varios lugares del globo; pues la forma en que las personas eligen, la manera en que se estructuran los deseos, quedan alejado de lo que expresaba Platón y los Iluministas, las decisiones no están regidas por procesos racionales, sino que las demandas, los sentimientos, las relaciones y en este caso los vínculos que establecen las sociedades con los sistemas de poder, están íntimamente condicionados por la historia, mitos, valores y creencias.

George Lakoff, en el año 2010 escribe un artículo para el libro Emotions in Politics and Compaigning en el que hace referencia al rol fundamental que tienen las emociones al momento de decidir y elegir, y el desarrollo de las neurociencias corroboran lo expresado por el reconocido lingüista respecto de cómo funciona el cerebro; razón por la cual a partir de ahora quienes deseen ganar una elección no solo deberán conocer los deseos y necesidades sino que deberán emprender un proceso “casi de cortejo” en el que el camino de seducción ofrezca y asegure la posibilidad de facilitarle la vida los ciudadanos de modo tal que pueda lograr el objetivo y en definitiva obtener el “sí”.

Me resulta apasionante la relación entre Psicología y Política; a Freud le llevó años dilucidar todo lo referido al mundo psíquico, por ende, percibir la imagen de un candidato y decidirse por uno u otro está atravesado por sentimientos y el inconsciente es parte del juego.

Elegir representantes debiera ser un tiempo de celebración en el que se le rinde tributo a la libertad, precedido por prestigiosos candidatos que al momento de intentar seducir a los votantes conozcan la mente y sus necesidades de manera genuina, que lideren con ideas superadoras expresadas de forma clara y simple sin perder de vista que los gestos también comunican, en el que el humor sea una herramienta que contagie; cercanos y próximos, con pasión, autenticidad, hablando desde el corazón, y teniendo como premisa lo que dijo Francisco: “El poder es servicio”, pues si bien la democracia cada dos años habilita “el cortejo” también lamentablemente habilita el desencanto.

(*) Columnista en medios de comunicación.  | Twitter: @guillerizzo

 

Un pensamiento en “Seducción electoral”

Los comentarios están cerrados.