Rouge

Rouge

- Moda & Belleza -

Modelo minusválida desafió a la moda en Ucrania

1 de marzo de 2017

La integración es un tema relevante y en la agenda de todo el mundo. Un claro ejemplo de eso fue la ceremonia del domingo de la 89ª edición de los premios Oscar, donde se expresó un fuerte rechazo a las políticas migratorias del presidente Donald Trump.

Otro caso ocurrió en la reciente Fashion Week de Kiev. Alexandra Kutas, de 23 años, desfiló en silla de ruedas por la pasarela y se convirtió en la primera modelo con una minusvalía en hacerlo en el país en un evento de este calibre.

En un trono de madera portado por cuatro hombres, Kutas, con un vestido negro largo, saludó al público y vio cumplido su sueño. “Quería desfilar para demostrar que una chica en silla de ruedas puede ser vista como una profesional de primera categoría”, explica a la agencia AFP.

La joven de cabello largo siempre soñó con ser modelo pese a estar en silla de ruedas desde su nacimiento por una lesión en la médula espinal provocada por un error médico. Durante años envió cartas a las agencias, que rechazaron educadamente su candidatura. “Me dijeron que era muy guapa pero que no sabían cómo podrían representarme porque el mercado todavía no era maduro para eso”, expresó.

Su historia. La escuela en la que estudió no tenía escaleras mecánicas ni rampas, por lo que su padre y su abuelo la subían. “Sí, fue difícil, en nuestro país todo es más difícil para una persona con movilidad física limitada”, denunció.

El diseñador ucraniano Fiodor Vozianov era uno de los escépticos que no creían que el universo de la moda en su país estuviera un día preparado para aceptar modelos alejadas de los cánones de belleza típicos.

Sin embargo, cuando se cruzó en su camino Alexandra Kutas quedó embrujado de la confianza que desprendía la joven y decidió darle una oportunidad.

Actualmente Alexandra Kutas es una modelo en alza en Ucrania, un país donde los minusválidos estuvieron mucho tiempo discriminados. De hecho, durante la época soviética llegaron a tener que vivir escondidos por su condición.

La joven también es consejera del alcalde de su ciudad natal, Dnipro, Su trabajo consiste en facilitar las condiciones de vida a los discapacitados, algo esencial por la guerra entre los rebeldes y el ejército ucraniano, que causó más de 10.000 muertos y 23.000 heridos, muchos de ellos amputados.