Rouge

Rouge

- Emprendedores -

Ser emprendedora, en primera persona

27 de Enero de 2017

Todo comenzó como un sueño, por Nelly Rossi (*)

Todo comenzó como un sueño, continuó como una gran aventura y hoy es una indiscutible realidad. Hace muchos años, en 1978 comencé un emprendimiento como tantas otras mujeres en venta directa de productos de envases plásticos, muy conocidos.

Al poco tiempo ascendí a coordinadora y luego ya entrenaba en todo el país y Uruguay. Varios años después comencé mi primer emprendimiento en la cosmética, en una empresa multinacional. El éxito me acompañó, pero a los dos años esta empresa levanto todo y se fue del país.

Pero en la vida las contrariedades deben alentarnos y los obstáculos engrandecernos. Y como cada piedra que tuve en el camino, la use como trampolín, que me permitió seguir avanzando. Emprendí este proyecto que ya cumple 30 años en el mercado.
El nombre de mi empresa, mi marca, nació por la unión de mi nombre y apellido. En el camino de la mujer, rodeada de obligaciones, sus hijos, nietos, padres y maridos, a veces es muy difícil tener un trabajo en relación de dependencia, con horarios fijos.

El emprendimiento en el camino de la venta directa, no solo es muchísimo mas rentable que otro, sino que da la oportunidad de manejar los horarios y agenda, con lo cual no desatendemos a la familia y obligaciones personales.
Una de las ventajas mas importantes no es solamente la económica, sino que esta actividad nos permite incrementar nuevas relaciones de trabajo, como asi de amistades. Nos anima a estar cada día mas lindas, aumenta nuestro vocabulario y estimula el crecimiento personal.

En mi camino aproveché cada oportunidad que se presentó, es por eso que me decidí y arriesgué a comprar un lugar al que nadie aportaba y en este campo en San Juan, en la Cordillera de los Andes se descubrieron cinco vertientes de agua termal (premiada muchos años después en Europa como la mejor a nivel mundial, tres años consecutivos) y una falla geológica con un Volcán apagado de la era terciaria, de donde extraemos el Fango Termal y desde ese momento comenzó el auge de la fangoterapia. Desde ese momento decidí crear toda una línea de cosmética termal, la única en argentina, reconocida a nivel mundial por su alta efectividad y resultados increíblemente inmediatos.

Me hace muy feliz poder contar mi humilde historia y compartir mis sueños que se hicieron y se siguen haciendo realidad.

 

(*) Fundadora de la firma de cosmética Nell Ross