Rouge

Rouge

- Cuidá tu pelo -

¿Querés tener un pelo divino? La cerveza es tu aliada

La cerveza, siempre consumida moderadamente, aporta vitaminas y minerales fundamentales para la salud capilar.
4 de enero de 2017

Las vitaminas y minerales provenientes de la cebada y el lúpulo ayudan a que el cabello adquiera cuerpo y volumen y crezca sano.

La salud capilar depende, en buena parte, de la alimentación que implementamos en nuestra vida cotidiana. Los nutrientes fundamentales para el cabello son: vitamina A, vitamina E, biotina (vitamina H), vitaminas del grupo B, vitamina C, Zinc y ácido linolénico. Todos ellos se presentes en la cerveza.

El aumento en la caída del cabello, la pérdida de brillo, la disminución de la velocidad de crecimiento y demás cambios en la textura del pelo (quebradizo, opaco, delgado o de un color más claro), son problemas que pueden deberse a variadas causas, pero que nos obligan a prestar atención a nuestra alimentación.

La cerveza contiene vitaminas y minerales provenientes de la cebada y el lúpulo, ingredientes naturales de la cerveza, fundamentales que nuestro cabello necesita para estar sano:

– Vitaminas del grupo B

– Vitamina B5: ayuda a evitar la pérdida de coloración capilar y la caída del cabello.

– Vitamina B6: interviene en la prevención para evitar la caída del cabello y en la producción de melanina, sustancia que le da color.

– Vitamina B3: estimula el crecimiento del cabello y aumenta la circulación sanguínea del cuero cabelludo.

– Vitamina H: es un suplemento de la vitamina B. Interviene interceptando la generación de grasa en el cuero cabelludo, protege el cabello contra la caída y le brinda mayor elasticidad. Además, previene el quiebre y la resecación, interviene en la producción de queratina que cuida el color y previene la caída.

– Minerales: el más importante es el Zinc, que estimula la reproducción celular, crecimiento y reparación del tejido del cabello. Este nutriente es especialmente útil en cabellos sin brillo y de textura fina.

Entonces, una dieta saludable debería contribuir a la salud de nuestro cabello. En este contexto, podemos decir que la cerveza, siempre consumida moderadamente, aporta vitaminas y minerales fundamentales para la salud capilar.

Incluso, existen varios tratamientos capilares que usan a la cerveza como ingrediente para ser aplicado sobre el cabello directamente.

Para aprovechar sus propiedades, se debe eliminar el gas de la bebida dejando la cerveza destapada antes de su aplicación. La misma puede utilizarse sola o junto con agua mineral, dependiendo si se utiliza para enjuague o si se aplica en el lavado. Cuatro opciones son:

1) Tratamiento de Cerveza y Huevo para el Cabello 

Ingredientes:

– 1 huevo
– 30 ml. de cerveza.

Pasos a seguir:

1. En un recipiente pequeño colocar la cerveza y el huevo. Batir todo hasta que esté completamente mezclado.
2. Aplicar directamente en el cabello durante 15 minutos, cubrir con una gorra de baño.
3. Una vez pasados los 15 minutos, lavar el cabello.

Enseguida podrán notarse los cambios. Es importante que si esta muy reseco se repita una vez por semana y luego cada 15 días.

2) Cerveza para dar volumen y brillo

Ingredientes:

– Una lata de cerveza

Pasos a seguir:

1. Con el pelo húmedo, aplicar sobre el cabello una lata o un vaso de cerveza.
2. Dejar actuar por 5 minutos y luego enjuagar con agua fría.

3) Cerveza para cabello lacio

Ingredientes

– Un vaso de cerveza
– El jugo de un limón

Pasos a seguir:

1. Para preparar este enjuague para alisar el cabello y dejarlo totalmente radiante, basta con exprimir el jugo de un limón y verterlo al vaso de cerveza.
2. Emplearlo después del lavado, dejar 20 minutos y enjuagar.

4) Shampoo para el cabello seco y sin brillo

Ingredientes:

– Shampoo normal
– Un vaso de cerveza
– Aceite de Oliva
– Esencia de romero

Pasos a seguir:

1. Mezclar en un recipiente una cucharadita de shampoo, unas diez gotas de aceite de oliva y otras tantas de esencia de romero.
2. Aplicarlo normalmente en el lavado del cabello y recuperará ese brillo perdido, hidratándose desde la raíz.

Fuente: Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, cátedra de Nutrición y Bromatología. Dra. Rosa Ortega.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *