Rouge

Rouge

- Actualidad -

Murió Franca Sozzani, el emblema de Vogue Italia

22 de diciembre de 2016

Franca Sozzani, la histórica editora de la revista Vogue Italia, murió hoy a los 66 años en un hospital de Milán, según informó la Fundación del Instituto Europeo de Oncología que ella misma presidía.  Figura de gran influencia en el mundo de la moda, estuvo al frente de la prestigiosa publicación desde 1988.

“Estas son las noticias más tristes que jamás hemos tenido que dar”, inicia un texto compartido por Vogue Italia para confirmar la muerte de Sozzani. “Franca fue una de las mayores editoras que pudo tener una revista (…) Hizo de Vogue Italia una voz poderosa e influyente en el mundo de la moda y la fotografía publicando reportajes y fotos rompedores. Haciéndolo, logró expandir a Vogue más allá del modelo tradicional de revista de moda y creó controversia con ello. Los más grandes fotógrafos de moda miraban a Franca como una líder creativa que les daba la libertad de producir sus mejores trabajos y eso hacían, mes a mes”, continuaron.

Por su parte la directora de Vogue en Estados Unidos, Anna Wintour, realizó una emotiva carta de despedida a su amiga donde sostuvo: “En privado, Franca era cálida, inteligente, divertida. También era la persona más trabajadora que he conocido, con una envidiable capacidad para la multitarea”.

Este año su único hijo, Francesco Carrozzini, realizó un documental sobre ella titulado  ‘Franca: Chaos and Creation’, donde repasaba la carrera de su madre. El film fue presentado en el Festival de Cine de Venecia y al estreno acudieron diseñadores, modelos y actores.

Sozzani  estudió Filosofía y Lengua Germánica. Se inició en Vogue Bambini y luego pasó por los espacios dedicados a las mujeres primero (Lei), y al de los hombres después (Per Lui).  En 1988 fue nombrada directora de Vogue Italia, y en ese cargo se dedicó a innovar desde sus páginas.

Se casó  sólo una vez cuando tenía 20 años y se separó a los tres meses. Durante la luna de miel, que duró el mismo tiempo que su matrimonio, llamó por teléfono a su hermana Carla y le dijo: “No se te ocurra casarte. Es un infierno”.