Rouge

Rouge

- Galerias -

El zapatero de Macri: en un año creció un 400 por ciento

Sueño. Gastón le mandó una carta a Macri, donde le pedía que use marcas argentinas y también una caja de sus zapatos. Jamás pensó que el Presidente los elegiría (foto). “Soy un emprendedor nato”, asegura. | Foto: G.G.
17 de diciembre de 2016

Con su marca, Gastón Greco calzó al Presidente y dice que la gente le pide ese modelo. Se propuso llegar a Messi, el Papa y la reina Máxima.

Por Agustín Gallardo.

Pasó algo más de un año pero Gastón Greco recuerda como si fuera ayer aquella carta que le mandó a Mauricio Macri donde, sin ningún tipo de tapujo, lo instaba a que use los zapatos que él fabricaba. Se presentó entonces tuteándolo, le contó que era un emprendedor chaqueño que quería que él apostara a las marcas nacionales, sobre todo, a la suya. “Te vi muchas veces con zapatos Superga, marca italiana, otras con Nike, marca americana, y me parece que el Presidente debería usar zapatos de marca nacional. Te mando un abrazo de bostero a bostero”, le escribió de puño y letra el dueño de Posco. Junto al texto, una caja de zapatos número 43.

Pasaron 100 días de Gobierno y Macri los lució por primera vez. “Me enteré por tu diario que los estaba usando cuando lo vi dando una nota a (Jorge) Fontevecchia en Olivos”, dice entre risas Gastón a PERFIL.

Durante los últimos días de campaña, en uno de los programas de TV a los que Macri concurrió, Gastón lo escuchó decir una mañana que los zapatos eran su fetiche, que hace 30 años usaba los mismos. “Aclaró que le gustaban los marrones y que calzaba 43”, recuerda Gastón, quien no dudó en hacer esta movida que hoy, a un año, lo hizo crecer exponencialmente. “Crecimos un 400%”, calcula este emprendedor serial que hasta ese entonces tenía sólo un local en Palermo: “Sumamos otro ahí y también uno en Pilar”. Gastón recuerda con mucho cariño ese local-oficina que de golpe se empezó a llenar de gente pidiendo el modelo Abaco, el zapato del Presidente. “Mucha gente lo quería, el local se llenó como un shopping. Después de ahí me llamó gente de todo el mundo”, rememora Gastón quien también calza al jefe de Gabinete, Marcos Peña y a la propia Juliana Awada, quien usa los mismos que su marido pero en otro tono. El modelo cuesta 1.980 pesos.

Al poco tiempo, Gastón fue invitado por el jefe de Gabinete a la Casa Rosada. El joven ingresó al lugar con dos cajas de zapatos. Según contó, se las quisieron pagar pero no aceptó. Luego lo llevaron al despacho presidencial donde conversó unos minutos con “su modelo” más famoso yel Presidente le agradeció personalmente el regalo.

Famosos. Entre sus otros clientes, este emprendedor chaqueño tiene también a Juan Manuel Urtubey y a Martín Lousteau. “Viajé a Miami y desde ahí le hice llegar unos a Washington. Le hice talle especial porque calza 46”, comenta entre risas sobre el embajador argentino en Estados Unidos. Con respeto a Urtubey, el gobernador eligió sus zapatos la vez que se dejó ver por primera vez con Isabel Macedo, su entonces novia y hoy actual esposa.

Si Mahoma no va… A Gastón no le da vergüenza contar que si sus clientes no van hacia él, él va hacia ellos. Así es su método y así –asegura– le funciona. De hecho para llegar a Macri tuvo que recorrer un singular camino. La madre de su ex novia conocía a una persona que conocía a alguien que trabajaba con otra persona del entorno de Macri. A Gastón no le importó lo difícil del camino, su objetivo era que el futuro presidente luciera este “zapato zapatilla” que, según él, sirven tanto para usar con traje como con looks más de sport y de entrecasa.

“Soy emprendedor y estoy con la lamparita prendida las 24 horas. Me interesa llegar a todo el mundo y no me desanima el camino que pueda haber en el medio”, dice seguro este joven quien también viste a famosos fuera del ambiente político. Este es el caso del dueño de Mercado Libre, Marcos Galperín, Fito Páez, Guido Kaczka y los Ilia Kuryaki and the Valderramas.

¿Los pies de algún cliente que desearía calzar? Gastón aspira alto. “El Papa, Messi y Máxima”, finaliza.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *