Rouge

Rouge

- Mi piel -

Los siete mandamientos anti-edad

1 de noviembre de 2016

Karina Bianco, por Eau Thermale Avène

1.La limpieza, tu mejor aliada 

Es importante dejar la piel libre de impurezas y lista para recibir su tratamiento tanto durante el día como a la noche. La limpieza no debe ser agresiva, sobre todo en el caso de las pieles sensibles. Por eso se debe evitar los jabones alcalinos o productos con alcohol y elegir fórmulas con agentes limpiadores suaves, para preservar la película hidrolipídica protectora de la piel.

2. Ejercicio

Cuando realizamos una actividad física los vasos sanguíneos se dilatan, lo que permite que llegue a todos los órganos, y por tanto a nuestra piel, una cantidad mayor de flujo sanguíneo, consiguiendo así que recobre su luminosidad. Además disminuye el nivel de estrés y con ello previene el envejecimiento prematuro general y cutáneo que éste provoca y ayuda a conservar el colágeno en mejor estado.

3. Protección solar a diario

Es importantísimo tomar conciencia del daño que provoca el sol en nuestra piel. Es recomendable que durante los meses de otoño e invierno, utilices un SPF 20 mientras que en primavera y verano habría que subir a un SPF 30 o 50+ (si tu piel es muy sensible). Asegúrate de que se trata de una protección de amplio espectro, contra los rayos que queman -UVB- y los que envejecen -UVA.

4. Colágeno y ácido hialurónico a partir de los 40

Ambas son sustancias que fabrica tu organismo de forma natural para mantener la elasticidad y firmeza de tu piel. El problema: a partir de los 40 años disminuyen ‘dramáticamente’ nuestras reservas. Las de colágeno se reducen hasta un 1% por año, y a los 70 ya hemos perdido un 30%. Y las de ácido hialurónico pasan al 50%, y después de los 60 sólo queda un 10% de nuestro capital total. Por eso debes tener en cuenta que ambos ingredientes estén presentes en la fórmula de tu crema.

5. Crema Anti-edad

El ácido retinoico y sus derivados retinoides -una de las formas por las que se conoce a la vitamina A-, aplicados por la noche, frenan y revierten el fotoenvejecimiento. Los retinoides utilizados a partir de los 30 años previenen las manchas y ralentizan la degradación del colágeno -arrugas y flacidez.

6. Alimentación

Tomar dos litros de agua (pueden ser infusiones sin azúcar), mantener una dieta sana y equilibrada en verduras y frutas ayudan a mantener la hidratación de tu piel.

7. Meditación

¿No sabes cómo hacerlo? Sentáte sobre una lona o colchoneta con las piernas cruzadas. Encendé una vela y mirá fija la llama (contá hasta 10), cerrá los ojos y verás que la imagen permanecerá. Concentráte en ella y comenzá a inhalar por nariz y exhalar por boca (sentí como el aire entra por tu nariz, pasa por tu garganta, llega a tus pulmones y sale por tus labios).

Lo más importante para lucir jovial es mantener un equilibrio entre tu interior y tu exterior. Ese es el mejor aliado anti-age