Rouge

Rouge

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Estudio | Cómo son los niños de hoy

La tecnología modificó los patrones de conducta y de consumo de los más chicos. | Foto- Cedoc
5 de agosto de 2016

Conexión permanente y rasgos de mayor autonomía y flexibilidad son los dos factores que definen lo que hoy son los niños y sus gustos a la hora de consumir. Lo determinó un estudio del Observatorio de Tendencias de Trendsity en el que se analizaron los cambios en la construcción social de la niñez.

Mariela Mociulsky, directora de Trendsity, explica que recién con la aparición de la TV se derrumba la jerarquía del conocimiento dado que el niño accede a contenidos incluso antes de saber leer: “Se inicia un proceso en el que sin duda el desarrollo de las nuevas tecnologías redefine el lugar de la niñez, invierte las jerarquías e instala a los niños no sólo como consumidores sino como productores activos de contenidos. A la vez, la conectividad redefine su status de pertenencia social y cultural y sus vínculos, tanto con pares como con adultos”.

“A consecuencia de límites más difusos, estamos frente a una infancia más híbrida y flexible, más tolerante al desapego y a la vez más empoderada, autónoma, criteriosa y cuestionadora respecto de sus padres cuando niños” comenta Ximena Díaz Alarcón, directoria socia de Trendsity.

Con este marco de época, 4 grandes características definen la niñez actual según la investigación:

Nativos digitales: el registro visual atraviesa la subjetividad de los chicos en la actualidad y construye su marco de realidad resignificando categorías de espacio y tiempo. Su relación intuitiva con la tecnología –mejor que el de sus padres en muchos casos- invierte la jerarquía de conocimiento y les otorga un status diferenciador.

Con vínculos más simétricos: en un contexto que relativiza los límites, las relaciones se vuelven más simétricas y el rol de la autoridad (padres, maestros) es más cuestionada y a la vez más consensuada. El rol de los chicos es más protagónico que nunca, con poder de decisión -por ejemplo- en consumos o hábitos de las familias.

Más flexibles, autónomos y tolerantes: en una época que exalta la flexibilidad y el culto a lo provisorio, los niños muestran menos apego, más autonomía y una mayor adaptación a circunstancias movilizadoras como mudanzas, cambios de colegio o grupo de pares.

Con conciencia ambiental: la mayor difusión de esta temática en escuelas y medios refuerza el rol de los niños como “embajadores” de lo verde en sus hogares. Tienen una mayor conciencia sobre el impacto global de las acciones personales en el planeta y esto hace que muchas veces sean ellos quienes busquen concientizar a sus padres e induzcan cambios de hábitos en pos de la salud del planeta.

El consumo también varió

Estas claves que caracterizan la infancia actual se conjugan con la búsqueda y valoración de distintas propuestas de consumo: “A la hora de consumir tienen un objetivo de gratificación instantánea, a la vez, quieren experimentar placer y diversión y sentirse estimulados” comenta Díaz Alarcón.

Posibilidad de control y expresión son otros dos grandes distintivos que emergen del consumo de los más chicos: “Buscan que sus consumos puedan ser personalizables y les permitan la posibilidad de la co-creación, de hacer oír su voz y participar. En cierto sentido quieren plasmar en sus consumos la autonomía conseguida y la rápida capacidad de aprendizaje, también como manera de favorecer su reputación social entre pares” consignan desde Trendsity.

Fechas como el Día del Niño, ponen en evidencia cambios que una vez más se deben al protagonismo de la tecnología en sus vidas: “Particularmente frente al pedido de regalo para esta fecha algunos padres cuestionan hasta cuándo corresponde regalar porque observan que los niños se “adolecentizan” cada vez más rápido y dejan de jugar con juguetes para volcarse hacia la tecnología. Así, tablets y celulares aparecen al tope de la lista de “pedidos” de los niños para esta fecha dedicada a ellos y alineada con las características actuales de la infancia” cuenta Mociulsky.