Rouge

Rouge

- Shopping -

Las valijas salen del aburrimiento

13 de julio de 2016

Tiempo de vacaciones y de pasar momentos de angustia en la cinta del aeropuerto mientras esperás que aparezca tu valija. Por eso cada vez más se tiende a comprarlas de colores o customizarlas con fundas. Adiós a las cintitas y llaveros colgados de una clásica maleta negra o azul.

Es por eso que Vestir tu Maleta, firma que se especializa en fundas con estampados especiales, lanzó una colección en colaboración con artista plástica Karina El Azem ocho destinos que forman parte de su obra y que fueron adaptados a las tres medidas de fundas para valijas: carry on, mediana y grande.

“Mis obras parten de la combinación de distintos motivos formales usados a lo largo de la historia y patrones realizados con cuentas de vidrio que escaneo, combino y manipulo digitalmente. De esta manera existe esa dualidad entre lo artesanal y la producción en masa”, explica.

Los modelos responden a diferentes ciudades y regiones:

ÁFRICA es la funda animal print de la colección. Las huellas del safari (beige, marrones y negras) son atravesadas por sutiles líneas rojas, metáfora de la invasión del hombre en territorios en donde viven animales salvajes. El cuadro original, de 2001, está hecho con cuentas de vidrio.

ÁMSTERDAM transporta a las figuras imposibles, los mundos imaginarios y los motivos infinitos de M. C. Escher. Su trama en forma de sinfín permite diversas lecturas tridimensionales en la gama de los grises y los negros. El cuadro es de 2001 y fue confeccionado con cuentas de vidrio.

El pattern de la funda NEW YORK es parte de un cuadro del año 2000, también realizado con cuentas de vidrio. Su motivo psicodélico remite al espíritu de los años 60’s, a los grandes festivales de música (The Summer of Love, Woodstock) y a la experimentación en el arte.

BRUSELAS parte de un cuadro de 2001 realizado con cuentas de vidrio sobre madera. Encuentra su inspiración en las bases del art deco aplicado a la arquitectura: los cruces de líneas rectas, las superposiciones de formas y la simetría cromática son parte de su propuesta.

La funda MÉXICO nace a partir de una obra de 2001 realizada con cápsulas de balas calibre 22 percutadas sobre madera. Las grandes e inofensivas formas sugeridas de lejos, se transforman en pequeñas y peligrosas piezas al observar de cerca.

MILÁN surge de una obra de 2001 realizada con cuentas de vidrio. El motivo está inspirado en las vanguardias europeas de comienzos del siglo XX, en la geometría y la multiplicación de las formas. Los colores también remiten a una estética escandinava.

ESCOCIA surge del tartán creado en las Scottish Highlands, en donde originalmente la lana se teñía con musgo y bayas. En esta versión contemporánea propone un ajedrez con tonos rojo, azul y amarillo que se cruzan e integran formando distintos patrones. La obra original es de 1998 y está confeccionada con cuentas de vidrio sobre madera.

La funda BRASIL reproduce una pieza de 2013 realizada con cápsulas de balas 9 mm percutadas y coloreadas digitalmente. La alegría que se expresa desde el color, contrasta con las zonas de encuentro y conflicto que se generan a través de las formas.