Rouge

Rouge

- Actualidad -

Las nuevas versiones de los clásicos del 9 de Julio

De todo. Diseñadores en el desfile Poncho Patrio, y una versión de locro en pan crocante. Chefs y cocineras harán empanadas. | Gza. Pueblo Abierto
9 de Julio de 2016

Por Rosalía Draletti.

Laurencio Adot presentó su versión “Gaucho couture”; Gabriel Lage, “Unión y libertad”, y Marcelo Senra, su creación homenaje a Atahualpa Yupanqui. Estos reconocidos diseñadores, junto a un grupo de colegas, formaron parte del original desfile Poncho Patrio, organizado por la Fundación Dr. Enrique Rossi en el Museo de Arte Popular José Hernández. Esta propuesta, que pretende reinterpretar la prenda típica del gaucho en distintos materiales y estilos para combinar la vanguardia con la tradición criolla, es sólo un ejemplo de cómo los referentes de la moda, la gastronomía y la coctelería local buscaron sumarse a los festejos del Bicentenario.

Brindis por la Patria. El bartender Federico Cuco creó un trago “de la Independencia”, con productos típicos de la coctelería argentina como Hesperidina y licor de guinda cordobés, que servirá durante toda la semana en las barras de Verne Club y Suspiria Resplendoris.
También la bodega Catena Zapata presentó en la Casa Histórica de Tucumán una edición limitada de 15 mil botellas del vino Saint Felicien, con un medallón realizado por el orfebre Marcelo Toledo, que se servirá en todos los festejos oficiales. Por su parte, Bodega Norton y Sofitel La Reserva Cardales presentan un menú de cocina típica mendocina elaborado con productos autóctonos, especial para el Bicentenario.

Mucho más que locro. Hoy a las 17, en la feria Caminos y Sabores –que se desarrolla hasta mañana en La Rural–, un grupo de chefs argentinos y latinoamericanos se reúne en Cocina del Bicentenario, una propuesta que busca combinar recetas históricas con nuevos ingredientes.

Y en la Usina del Arte, desde las 13 hasta las 19, reconocidos chefs como Germán Martitegui, Fernando Trocca, Juliana López May y Christophe Krywonis, entre otros, harán empanadas junto a un grupo de cocineras de Corrientes y los Valles Calchaquíes. El evento forma parte del proyecto gastronómico cultural Pueblo Abierto. “Se trata de juntar las diferentes miradas de la gastronomía para reivindicar nuestras raíces culinarias y dar lugar a los productos más olvidados”, explica Delfina Magrane, responsable del proyecto.

También muchos restaurantes porteños se sumaron a los festejos con menúes criollos: Camping, en Recoleta, ofrecerá durante el día patrio un guiso casero de lentejas y cordero, y la tradicional parrilla La Cabaña propone una degustación de empanadas caseras y un locro norteño en pan crocante. Pulpería Quilapán hará al mediodía una peña con bailes tradicionales y puchero para compartir.

*NOTA publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.