Rouge

Rouge

- Cuerpo & Alma -

La influencia de la menopausia en los huesos

26 de mayo de 2016

La menopausia es una etapa de transición en la mujer desde su período fértil al período no reproductivo que se produce con la última menstruación y forma parte del proceso de declinación de la función de los ovarios de producir estrógenos. Además, es una de las causas mas frecuentes de pérdida de densidad ósea en la mujer.

“Alrededor de los 50 años, la mujer deja de producir estrógenos provocando un aumento  del metabolismo óseo en el que se pierde continuamente masa ósea, y por ende, sufre un  mayor riesgo de fracturas” explica la Dra. Griselda Niedlich, especialista en Ginecología del Instituto de Diagnóstico e Investigaciones Metabólicas (IDIM).

Por este motivo es fundamental realizar una serie de controles, durante la perimenopausia (período anterior a la menopausia) para saber si la mujer está en riesgo de perder masa ósea.

Densitometría: sirve para observar cómo se encuentran los huesos mientras se tiene menstruaciones normales, y poder evaluar luego la pérdida de mismo cuando disminuyan los estrógenos con la menopausia.

Análisis de laboratorio: donde se investiga el metabolismo fosfocálcico, como se encuentran las reservas de hormonales en la paciente, los estrógenos, como así también las hormonas tiroideas.

Radiografías de columna y cadera: para evaluar el hueso y descartar fracturas u otras patologías.

Es importante saber que existen varios factores de riesgo en la pérdida de masa ósea: por eso es necesario que pacientes tabaquistas, aquellas que son sumamente delgadas y/o
tuvieron trastornos de la alimentación, pacientes que han tenido que utilizar altas osis de corticoides a lo largo de la vida o que están en tratamientos oncológicos (drogas específicas que pueden llegar a ser toxicas para el hueso) y aquellas que tienen antecedentes en la familia con fracturas por osteoporosis, o períodos prolongados sin menstruar) hagan una consulta con el especialista durante esta etapa.

Algunos tratamientos que ayudan a prevenir la pérdida de masa ósea son la terapia con estrógenos (la misma permite detener la resorción ósea que ocurre en esta etapa de la vida y la tibolona) utilizada muchas veces en la terapia hormonal de la menopausia.
Además es de suma importancia realizar actividad física, exponerse al sol en el horario bueno del día, consumir lácteos y controlar que la vitamina D este en valores adecuados.

La postmenopausia y los huesos

La etapa de la postmenopausia es un momento al que también se le debe prestar particular atención, ya que puede haber pérdida progresiva de la masa ósea y predisponer a fracturas progresivas y perdida de hueso y fracturas dentro de 15-20 años desde el cese
de la función ovárica.

El potencial riesgo de fracturas en mujeres postmenopáusicas depende del grado de recambio óseo, la velocidad y extensión de la pérdida ósea que inducen a la pérdida de masa ósea.

La deficiencia de estrógenos durante este período juega un rol mayor en la pérdida de masa ósea ya que la prevalencia a contraer osteoporosis es mayor en mujeres que en hombres.

 

*Asesoró: Dra. Griselda Niedlich – Médica Ginecóloga y Staff profesional del Instituto de Diagnóstico e Investigaciones Metabólicas (IDIM)