Rouge

Rouge

- Actualidad -

Las nuevas tendencias en tatuajes

9 de mayo de 2016

Por Jana Illhardt (especial para la agencia DPA)

Para algunos, no son más que un accesorio de moda. Para otros, representan una oportunidad única para expresarse. Lo cierto es que los tatuajes ya no son un fenómeno marginal. Muchas personas deciden hoy día dibujarse la piel y la tendencia atraviesa todas las edades. Lo que va variando son los motivos de moda: actualmente se privilegian los tatuajes polinesios y los tonos pastel, que dan una apariencia de acuarela.

Los tatuajes polinesios consisten en ornamentos geométricos como los que estilaban los pueblos de estas islas de Oceanía. También están de moda los tatuajes más realistas, como la cara de un familiar. A veces se trata de la cara de un familiar difunto; otras la del propio hijo, por ejemplo. Otros motivos muy requeridos son los que generan ilusiones ópticas, como las mariposas de tres dimensiones.

Los tatuajes pueden ser en blanco y negro o de colores. Quienes toman mucho sol o van seguido a la cama solar deberían optar por los tatuajes blanco y negro, que pierden el color con menor facilidad. Por otro lado, actualmente se usan mucho los tatuajes tipo acuarela. La desventaja es que para ellos se usan tonos pastel, por lo cual el contraste entre los colores, que de por sí es débil, se pierde después de unos años y debe ser retocado.

Los tatuadores experimentados recomiendan no correr detrás de las modas, ya que el riesgo de arrepentirse en unos años es grande. Si uno se va a tatuar un delfín o un diente de león sólo porque lo vio en muchos otros cuerpos, lo mejor es volver a pensarlo. Los salones de tatuajes están llenos de clientes arrepentidos que llegan pidiendo “cover-ups”, es decir, diseños nuevos que tapen los viejos.

Si no hay solución posible, muchas personas terminan en un gabinete médico para que les borren el tatuaje con láser. Entre los clientes hay mujeres que piden que les remuevan el maquillaje permanente que estuvo tan de moda; éste consiste en pequeños tatuajes con, por ejemplo, forma de delineado de ojos, pare evitar tener que maquillarse todos los días.

Sin embargo, los clientes no sólo llegan arrepentidos por el motivo elegido. Muchas veces deciden borrar el tatuaje o cubrirlo simplemente porque es de mala calidad.

Los tatuadores experimentados tienen un truco para desenmascarar a los tatuadores malos: en general, son los que dicen que dominan todos los motivos y todos los estilos, y encima los hacen rápido, en poco tiempo. También hay que prestar atención a si hay certificados de higiene colgados de las paredes, si el asesoramiento es bueno y los precios no son demasiado bajos.

Otra recomendación consiste en elegir al tatuador de acuerdo con el estilo de tatuaje que se desee: si se quiere un dibujo japonés, lo mejor es dar con un especialista en este tipo de diseños.