Rouge

Rouge

- Actualidad -

Más porteños eligen tener gatos antes que perros como mascota

Rosaura. Adora a Matilda, su gran compañera. | Foto: Gza. Rosaura Antico
5 de marzo de 2016

Los prefieren por su independencia y adaptabilidad a sitios pequeños. Los ejemplares de razas exóticas pueden costar hasta $ 15 mil. Hay deliveries gourmet, hoteles con spa y alimentadores con la voz del dueño.

Por Rosalia Draletti

En los hogares porteños, la tradicional preferencia por los perros a la hora de tener una mascota ha empezado a cambiar. Aunque en la Ciudad hay unos 430 mil canes y 250 mil felinos domésticos, el último informe de la Encuesta Anual de Hogares afirma que, en los últimos años, más personas comenzaron a optar por el gato como el animal de compañía perfecto. Desde uno rescatado de la calle hasta un cachorro de raza persa o bengalí de 15 mil pesos, las razones que esgrimen los dueños son similares: su mayor independencia y mejor adaptabilidad a la forma de vida actual, entre jornadas laborales amplias y escasos metros cuadrados.

Los resultados del estudio “Tenencia responsable y sanidad de perros y gatos” confirman esta tendencia: de 2003 a 2014, el crecimiento de la población de gatos fue más rápido que el de los perros en la Ciudad, con un incremento de 19,4 por mil al año versus el 17,7 canino. “Esto pasa porque generan menos problemas que los perros. Si el dueño tiene que salir, no hay que sacarlos a pasear; el costo de alimentarlos es menor, y son más independientes”, dice la veterinaria Alicia Papurello.

Las historias particulares coinciden. Para Mariela Rafaeli, tener a Cocó fue todo un descubrimiento. “Nunca me gustaron los gatos, me parecían misteriosos. En mi familia éramos más afines a los perros. Cuando empecé a ver que gente cercana, que compartía mi filosofía de vida, tenía gato, cambié de opinión. Finalmente me regalaron uno. Cocó es supercompañera, y es mentira que no son cariñosos”, asegura. Ahora sigue canales populares de felinos en YouTube, como Cole and Marmalade.

Rosaura Antico, a su vez, tiene más de cinco entre su departamento y la casa de sus padres. “Aunque también adoro a los perros, siempre viví con gatos e insistí para que adoptáramos uno. Los felinos tienen mucha personalidad”, dice.

Los veterinarios aseguran que también aumentó la compra de las razas sofisticadas, que según la encuesta son el 16% del total en los hogares porteños. Entre los favoritos están el persa, el sagrado de Birmania, el siamés o el bengalí, cuyos precios –con papeles y castrados– oscilan entre los 7 mil y 15 mil pesos. “No es sólo un tema de status. Quienes eligen un gato de raza lo hacen porque da cierta garantía, ya se sabe cuál es su carácter y si es apto para los chicos o para gente grande”, aclara Amy Peirano, del criadero Chat El Arab.

Muy top. Guarderías felinas premium, viandas orgánicas y objetos para hacer ejercicio son apenas algunas opciones del abanico de productos y servicios que hoy existe para gatos domésticos. El chef Juan Coria Peralta comenzó el año pasado con Rock and Dogs, un emprendimiento dedicado a vender comida natural para perros.

Rápidamente comenzó a recibir pedidos para que armara dietas felinas. “Empezamos Popcats, con unos snacks de croquetas de pescado para gatos. También armo un plan personalizado de acuerdo con su raza, peso y actividad”, indica. Hay en mercado objetos novedosos, como alimentadores automáticos que graban la voz del dueño y rascadores con varios niveles para que el animal se ejercite. “La tecnología y los gadgets son la última tendencia en el mundo mascotero”, afirma Matías Wullich, de CentroPet.

Fedra Cacciamano buscó hasta encontrar una guardería que aceptara gatos para dejar a Demóstenes al irse de vacaciones. Si bien en su mayoría los hospedajes son caninos, algunos ya comienzan a adaptarse, como Petville, en Pilar. María Fernanda De Pietri armó en su casa Michuno, un hospedaje con spa. “Les ponemos productos de aromaterapia, y a todos los gatos les preparo momentos de juego y descanso con música acorde”, explica.

Un pensamiento en “Más porteños eligen tener gatos antes que perros como mascota”

Los comentarios están cerrados.