Rouge

Rouge

- Actualidad -

Cómo conservar las células madre del cordón umbilical

22 de febrero de 2016

Por Bàrbara Defoix.

La posibilidad de conservar las células del cordón umbilical para su uso futuro es desconocida para una gran parte de la población. De hecho, un 75% de los padres no cuentan con la suficiente información sobre el tema como para tomar una decisión.

En el cordón umbilical hay dos tipos de células que pueden guardarse: las hematopoyéticas, provinentes de la sangre, y las mesenquimales, que son las del tejido del cordón. Las primeras se utilizan en trasplantes de médula y terapias experimentales para reparación del músculo cardíaco, cirugía ortopédica, odontología, enfermedades autoinmunes y enfermedades neurológicas, entre otros. Las segundas tienen un enorme potencial en lo referente a medicina regenerativa, especialmente en las áreas de traumatología y estética.

Las células extraídas tienen una compatibilidad total con el propio niño y un 25% de posible compatibilidad con sus hermanos.

Es recomendable que la decisión sobre conservar las células madre se tome en el segundo trimestre del embarazo para que, en el caso de que se adelante el parto, los preparativos ya estén en marcha. Para ello se les facilita a los padres un kit de recolección con todo el material estéril necesario para poder realizar la extracción. No obstante, los Bancos de Células Madre cuentan con servicios de urgencia.

En el último año, el mercado privado de la preservación de células madre aumentó un 15% en Argentina, lo que equivale a 60.000 familias que decidieron recurrir a esta posibilidad, según cifras de la Asociación de Bancos de Células Madre (ABC Cordón), entidad sin ánimos de lucro que persigue concientizar a la población sobre la importancia de conservar las células de cordón umbilical para uso personal o donación.

El último estudio realizado por la entidad determinó que los principales motivos que llevan a descartar el cordón son el desconocimiento sobre los alcances preventivos que pueden llegar las células madre, el temor a no poder pagarlo y la creencia que puede generar dolor a la mamá/bebé, aunque también hay un sector que no cree necesario recurrir a esta posibilidad.

Según Alejandro Rico Douglas, vocero de ABC Cordón, “la parte económica no es un impedimento” para las familias que se plantean esa opción. “Es un servicio accesible y se puede financiar con tarjeta de crédito. Aproxidamanete son unos 15.000 pesos lo que se entrega de entrada, y se agregarían 5.000 pesos más al año. Además, se le sumarían unos 1600 pesos anuales de cuota de mantenimiento por la muestra almacenada”, explicó a Perfil.com.

Otra opción: donarlo

“Tratamos de concientizar que si los padres no tienen los medios de realizar el almacenamiento de forma privada averigüen o se comuniquen para realizar la donación de la muestra al hospital público”, precisa Rico Douglas.

El Hospital Garrahan es el único centro de salud del país que cuenta desde 2005 con un Banco Público de Sangre de Cordón Umbilical. Fuentes de la institución consultadas por este medio  especifican que su funcionamiento requiere que sólo se reciban donaciones de aquellos nosocomios con los que tienen convenio.

Por el momento, además de clínicas y maternidades públicas de la Capital Federal, el Garrahan tiene convenio con el Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, el Hospital Británico y Hospital Alemán y centros de salud en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Chaco, Corrientes, Misiones, Salta, Tucumán y San Juan.

(*) De la Redacción de Perfil.com | Twitter: @BarbaraDefoix