Rouge

Rouge

- Actualidad -

Verano ‘pet friendly’: las mascotas ya tienen su balneario exclusivo

DESCANSO, Para la creadora del lugar, la necesidad surgió de encontrar dónde ir con sus dos perras.
2 de enero de 2016

Por Rosalía Draletti

Cuando llegan las vacaciones, dónde llevar a las mascotas es uno de los problemas recurrentes. Por eso, en la rotonda del Faro de Mar del Plata, entrando por Playas del Balcón, un médano sin uso se convirtió en el primer balneario del país pensado exclusivamente para perros.

“Acá está prohibido entrar sin mascota”, dice Gabriel Sapienza, adiestrador canino. Inspirándose en opciones similares que ya funcionan con éxito en otras partes del mundo como España, Italia, México y Estados Unidos, esta playa “100% pet friendly” inauguró la temporada con veinte carpas y una piscina para perros, además de instalaciones como duchadores, puesto veterinario, un “pipí room” y una pista de agility, con rampas y obstáculos para que los animales se ejerciten.

“En la costa argentina existen algunas playas donde los bañeros permiten a los dueños entrar con mascotas, pero después no hay nada preparado para ellas”, explica Nair Pereira, que creó Yes! Playa Canina con su pareja, por la necesidad que le surgía a la hora de veranear con sus propias perras. En este balneario, en cambio, los clientes principales son las mascotas, y para ellos existe un abanico de servicios playeros: pileta canina, fuente con aguas danzantes y hasta hamacas en tamaño pequeño, donde los de cuatro patas pueden tomar sol  junto a sus dueños.

“Trajimos a Tromba, nuestra labradora, y nos sorprendió la forma en que están resueltas sus necesidades. A ella le encanta el agua y no la podemos sacar de la pileta por horas. Además, para los dueños está bueno porque te encontrás con otras personas que también tienen cariño por los animales, y socializás enseguida”, dice Sebastián Suluet, que alquiló una carpa para pasar estas vacaciones sin separarse de su mascota.

Para ingresar al balneario, se requiere un apto veterinario, con libreta, desparasitación y pipeta al día. También realizan a la entrada un examen de comportamiento y sociabilidad, para que no haya problemas con otros animales.

En enero, el alquiler de una carpa para un máximo de dos perros y seis personas cuesta 900 pesos por día, con dos cocheras, y también se puede optar por una sombrilla básica de 500 pesos, o una con sillas y mesas a 650. Todo incluye los servicios mascoteros: distribución de agua fresca carpa por carpa, y un encargado de llevarlas tres veces por día al “pipí room”, además de un dispenser de bolsas y palas. También, un puesto veterinario realiza controles y atiende a los perros en caso de que sufran un golpe de calor. “Acá no hay caniles, porque nos negamos a ese concepto.

Queremos un lugar amigable donde el perro disfrute”, indica Pereira. “Presentamos una nota en el Concejo Deliberante en octubre pasado, porque a lo que apuntamos es que Mar del Plata sea declarada una ciudad pet friendly”, señala Sapienza. Por eso, les ofrecen a los turistas una base de datos con todos los hoteles y restaurantes abiertos a recibir a los clientes junto a sus animales domésticos.

En el mundo. En España existen unas cincuenta playas similares, donde los perros son bienvenidos; y a pocos kilómetros de Roma, sobre el mar de Maccaresa, BauBeach ofrece 7 mil m² de arena con sombrillas, reposeras caninas y veterinario.

Guarderías para los que no van

Cuando llevar al perro de vacaciones no es posible, las guarderías son una de las opciones elegidas por los dueños. En la ciudad de Buenos Aires y zona norte, donde se concentra la mayoría de los establecimientos premium, un día de alojamiento para la mascota puede costar desde 150 pesos, y los más especializados también proveen instalaciones para que ellos se entretengan durante su estadía lejos de los dueños.
El Hotel Canino Javi, en el partido de Tigre, funciona como un hotel por noche, y ofrece piscina para perros –donde los más chicos se sumergen con salvavidas–, baños de belleza, boutique y remises para el traslado. Otras opciones, como el pensionado de mascotas Como en Casa, en Del Viso, tiene atención personalizada, con paseos por el parque, desparasitado, atención veterinaria 24 horas, baño y peluquería.

Esta nota fue publicada en la Edición Impresa del Diario Perfil.