Rouge

Rouge

Estilo Mariana

MODA - DESFILES - CULTURA - ARTE

- Estilo Mariana -

Guillermina Valdés íntima

27 de mayo de 2015

Ella es mucho más que una imagen, su inteligencia y sensibilidad delinean una mujer bien parada en sus zapatos. A los 37 años sabe que no resignaría sus deseos.

Guillermina nació en Necochea, su madre tenía 16 años y su padre 17 cuando llegó al mundo, “Casi crecimos juntos”. Se fue a buscar su destino a Tandil, donde empezó a estudiar veterinaria como su padre. ¿Estabas enamorada de tu padre? “Si, un poco si, por eso seguí su mandato, pero lo dejé a tiempo”

¿Cómo era vivir en Necochea? “Vivir cerca del mar me hizo muy bien, vivir con la puerta abierta, amigos, libertad” Quizás por eso tenga esa manera de hacer contacto real con quien se relaciona. Guillermina parece tener paz y conexión con el otro, lejos de quien se miraría el ombligo según el prejuicio de algunos.

Se desliga de su responsabilidad full time con las etiquetas que le pongo al presentarla: actriz, empresaria y mamá. Dice que hace todo lo mejor posible pero que su foco hoy está en el teatro.

¿Responsable de Valdéz, tu marca de Calzado? Dice que no puede con todo y que no quiere parecer la mujer maravilla, por eso reconoce el trabajo de su amigo Fabián Paz que es su sostén en el emprendimiento que lleva un par de años.

Trabajar como modelo no era un objetivo concreto, se dio la posibilidad y la tomó, le permitió independizarse económicamente y vivir en Buenos Aires, subir un escalón en su vida. ¿Que soñabas en ese momento? “Yo sabia que era un tránsito el trabajo como modelo, pero con el tiempo lo aprendí a querer, seguí buscando y sigo haciéndolo!

“Hoy estoy muy feliz arriba del escenario, me siento en mis zapatos, por primera vez. Creciendo todos los días un poco”.

¿Te sentís capaz de hacerlo? “Cada vez me siento más capaz, la actriz crece todo el tiempo, antes, no necesitaba expresarlo pero lo hacía en la clases”.

Guillermina está una hora y media arriba del escenario con una presencia muy interesante, buena dicción en un proyecto a su medida. ”Tengo un compromiso real”. “El libro me sedujo, es una historia de estos tiempos. Me gusta y me identifico con Olivia y hacia adonde va”. Olivia es una buena escritora que no tuvo la suerte que se merecía. Sus valores son el trabajo, el talento, ir paso a paso. Él, Ethan (Gastón Soffritti) cree que la popularidad es el camino al éxito, no importa lo que hagas.

¿Entre estas dos posiciones cual es la tuya, la búsqueda del prestigio por el trabajo y el talento o la popularidad y luego el éxito? “La del trabajo y luego el éxito” Ser popular no es lo mismo que ser talentoso, generar escándalo para lograr éxito, la importancia de las redes sociales ¿se puede llegar a la realización en el mundo artístico sin todo eso hoy? “Cuando uno vive una situación privada en la que se ve expuesta y uno llega a ciertos lugares desde un lugar que nunca hubiese elegido, hay aceptación, pero al mismo tiempo uno no se siente uno mismo”. “Yo creo que la verdadera realización es a través del trabajo, lo otro, muy pocas personas lo pueden sostener, alcanzar la felicidad, dominar su ego y no depender del afuera, estar internamente bien con lo que uno quiere, no es tan fácil”.

Guillermina se parece a Olivia, su personaje; se siente conectada con sus valores pero al mismo tiempo flexible. Su belleza es sublime. ¿Hay prejuicios, machismo, cuando aparece una mujer muy bella como vos?

“Ya al venir del palo de la moda hay un prejuicio grande, con julio (Chávez) me pasaba que quería hacer un personaje extremo, una mujer de la calle con una vida muy dura y él me decía: uno nunca puede negar la propia naturaleza, no podes como actriz alejarte tanto de vos.

¿A veces los prejuicio están dentro de uno no? “También…el mismo prejuicio que me podía detener en hacer esta obra es el que tiene el afuera, sin embargo dije no ¿porqué no voy a hacerlo? Hoy siento que hay una base interesante y puedo seguir construyendo”.