Rouge

Rouge

- Actualidad -

¿En qué gastamos cuando gastamos?

14 de abril de 2015

(*) Por Valeria André

¡Mujeres! Adolescentes, jóvenes, maduras; madres, solteras, casadas, separadas, divorciadas o viudas; tenemos que ocuparnos de ser eficientes en todas las tareas: el trabajo, cuidar chicos, cocinar, los vencimientos; todos (hasta de los perecederos y refrigerados); pagar los servicios, ir al supermercado, mantener las alacenas llenas y surtidas. Programar las comidas para la semana, ocuparnos de la ropa. Ah! Llevar la agenda de turnos médicos, eventos, cumpleaños y aniversarios; nuestros y de la familia; directa, sanguínea y política, de amigos; los míos, los tuyos y los nuestros y así la lista sigue casi infinitamente. Pero esta enumeración no habla de ocuparnos de nosotras mismas y eso cuesta dinero y ¡mucho!

¿En qué gastamos las mujeres? No quiero ser sexista con esta pregunta, pero hay ciertas necesidades que hacen que nosotras gastemos más que el sexo opuesto. Por otra parte, también creo que son mandatos que debemos cumplir.

¿Cuáles son las cosas por las que a veces nos maldecimos por haber nacido mujeres? Una es cuando viene Andrés una vez al mes. Y la otra es la DE-PI-LA-CIÓN. Sí, todas acertaron. ¿A quién le gusta ir a una cita toda peluda? Lo cierto es que a mí los pelos no me molestan, pero hay que hacerlo, el tema es social, pero justamente espero ese día para depilarme. ¡Vayan sacando la calculadora y tomen nota!

Peluquería: Para ellos un gasto innecesario. Para nosotras NO. Nunca vas a quedar igual, aunque te compres la mejor tintura y venga la vecina que dice que hace años que tiñe y lo único que sabe de peluquería es que queda a la vuelta. Ol-vi-da-te… hay que ir a la peluquería si o si. Le sumamos al combo peluquería: pies y manos.

¿Les suena?: “SALE” – “SUPER SALE” – “LIQUIDACION FINAL” – “FIN DE TEMPORADA” – “OFF OFF OFF”- “LLEVAS 3 PAGAS 2” No se qué tienen estas palabras, pero lo que sí sé es que puestas en cualquier escenario son un llamador, nos hipnotizan y nos convierte en presa fácil. Porque aunque no necesitemos lo que nos están vendiendo compramos igual porque es una oferta, porque está más barato. No sé quién puede analizar esto, pero accedemos como si mañana el mundo fuera a explotar y por dentro decimos “lo compro por las dudas, total es una ganga”.

El tema a ROPA/ZAPATOS/ACCESORIOS es un capítulo aparte. Esto es muy personal, pero creo que la mayoría coincidimos en algo: tenemos ropa para salir, ropa para el trabajo, ropa para alguna actividad, de entre casa, para un evento. Lo mismo pasa con nuestros pies. Hay mujeres fans de la ropa, fans de los zapatos y fans de las dos, pero si a esto le sumamos los accesorios se empieza a descontrolar nuestra economía.

Siguiendo con el tema anterior a muchas nos hace muy bien (como algo terapéutico) cuando estamos mal ya sea porque nos peleamos con nuestro novio, pareja, marido amante o simplemente no fue un buen día y PUNTO comprarnos algo que nos guste. Puede hacer que el día repunte para nosotras. Ojo: esto puede variar nuestra cuenta: dependiendo de la cantidad de días malos que tengamos mensualmente y el valor de esos caprichos.

¿Quién no quiere verse bien, saludable consigo misma? Para esta pregunta hay un abanico gigante de cosas que nos ofrecen, nos recomiendan como los Gym (un clásico), Yoga, Pilates, Croosfit, etc y con alguno transamos, todo sea por vernos bien y en forma. Esto será una de las cosas que nos dará mas seguridad en nosotras mismas.

La lista de cosas que consumimos o que nos venden sigue y a esta altura estoy convencida de que la mujer es la gran parte de la economía que mueve al mundo.

Psicólogo/a : Más que un gasto, una inversión , al menos así lo veo yo. 45 minutos o una hora, pero la sesión no termina en el diván, sigue. Salimos de ahí y como todo lo que hablamos en la psicóloga está tan fresquito, ¿qué hacemos? Llamamos a una amiga para hacerle un breve resumen (20 o 30 min aprox) de las sesiones. Esto nos lleva a seguir gastando en CELULAR porque seguro que el plan que tenemos no incluye números free y nuestra amiga es de otra compañía.

Salida semanal con amigas. Una cena con amigas para cortar la semana que incluye además de mucha charla, algún que otro trago, taxi para la que no fue en auto o tomo y para la que no toma y fue en auto súmale estacionamiento, por lo general nunca hay lugar en la calle.

Belleza o Cuidado personal: Algunas son más de las cremas (faciales anti-age, o contorno de ojos, alguna exfoliante…etc.), otras son más del cuidado del cabello (shampoo neutro, o sin sulfato, o aceites nutritivos…etc.). Ni hablar de la que va a un centro de belleza y paga por algunos tratamientos ya sea limpieza de cutis, pelling, electro estimulación, drenaje linfático, plasma o placenta de oveja, cosas insólitas.

Para cerrar no nos olvidemos de algún que otro cumpleaños al mes. En fin, así es nuestro mundo económicamente injusto donde las que más gastamos, ganamos menos; y los que menos gastan ganan más.

(*) Valeria André es actriz y comediante. Se presenta en Paseo La Plaza con estos espectáculos de stand up: Conchudas a mucha honra; Una mina que no acabó y Fiesteras, donde actúa, dirige y escribe – www.valeriaandre.com.ar.