Rouge

Rouge

- Celebrity Style, Galerias -

200 mil dólares al año en el look de Anna Wintour

10 de septiembre de 2014

Es lo que destina Vogue para que siempre esté impecable.

Antes que nada hay que decir que es un gasto más que justificado en su caso. Según la revista T Magazine del New York Times, la revista Vogue destina alrededor de 200 mil dólares de presupuesto para actualizar el guardarropas de Anna Wintour, su editora jefe. La cifra puede resultar demasiado alta pero sólo para quienes, por un lado, no conocen los precios que se manejan en las firmas internacionales y, por otro, no tienen idea de lo importante que es para una persona como Wintour vestirse a la perfección.

La agenda de Anna se encuentra repleta de eventos en los que su look es tan importante como su presencia debido a que cada detalle que lleve puesto será analizado al milímetro. De acuerdo con T Magazine, la editora jefe de Vogue acude a más de tres mil desfiles al año, una cifra para tener en cuenta en referencia a esos 200.000 dólares para vestir.

A las pasarelas de los grandes diseñadores y de las semanas de la moda más importantes del mundo, se les suma la gala celebrada en el Museo Metropolitano de Nueva York, que Wintour organiza reuniendo a la ultra de la moda y a las celebrities marcan tendencia. Entre otros eventos importantes en su agenda, figura también la entrega de premios Council of Fashion Designer of America (CFDA), una de las alfombras rojas más cool de cada año.

No se trata sólo de coquetería sino que debido al puesto que ocupa en la revista de moda más importante del mundo, Anna es considerada una biblia de la vanguardia fashionista a pesar de su estilo clásico y perdurable que construye con una mayoría de prendas de sus marcas favoritas: Chanel y Prada junto con sus clásicos Manolos color marfil a sus pies.

2 pensamientos en “200 mil dólares al año en el look de Anna Wintour”

  1. La moda no nos impide saber que 2×2=4. Si fuera a 3.000 desfiles al año, todos los días hábiles tendría que ir a 10!. Por otra parte un ser humano que tenga que asistir a 3.000 desfiles al año terminaría irrecuperablemente idiota.

Los comentarios están cerrados.