Rouge

Rouge

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Separaciones: cómo preservar a los hijos

25 de julio de 2014

La escritora Silvia Freire reflexiona sobre el rol de cuidado de la mujer respecto de los hijos y su inmenso poder de ternura.

(*) Por Silvia Freire

La mujer es, para mí, el eje del mundo. El gran surtidor. Proveedora de alimento nutritivo, amor, alegría y esperanza. Tenemos en nuestras manos un poder creativo inigualable y como todo elemento poderoso, puede resultar peligroso “como mono con navaja”.

Por lo general, cuando una mujer se considera traicionada por su pareja, su orgullo herido sólo pide venganza y en esa campaña de destrucción, los hijos suelen salir lastimados.

Me resisto a llamar utopía a este sueño de ser como el protagonista de la película “La vida es bella” donde el padre, bajo las peores circunstancias, en un campo de concentración, supo hacerle creer a su hijo que todo era un juego donde terminaría ganando un tanque. Definitivamente esa mentira lo mantuvo vivo ¡y feliz! El padre logró que el niño fuera feliz en medio del holocausto.

Del mismo modo, anhelo mujeres que, aún en medio de un divorcio, recordando la decisión Salomónica, estén dispuestas a comprar un regalo y a decirle al niño que su padre se lo envió porque lo adora y lo extraña; sin fijarse en que, mientras tanto el ex marido se divierte con una jovencita. (Esto puede ser absolutamente doloroso, pero nada comparado con la guerra, el hambre, la tortura y la muerte.)

Un niño que se siente despreciado, no valorado, no amado, abandonado, se crea una imagen de sí mismo paupérrima, y luego, a lo largo de toda su vida elige relaciones, estudio y trabajo acordes a la pobre idea que tiene de sí mismo.

Sé que algunas mujeres somos capaces de poner secante en los zapatos de nuestro amado hijito para irnos antes de la fiesta de cumpleaños del hijo de la cuñada porque “el nene tiene fiebre, pobrecito”. O que disfrutamos si a la suegra se le pegotean los ravioles que amasó (como jamás haremos nosotras aunque nos de la receta).

Como dijo Facundo Cabral, la mejor herencia que les podemos dejar a nuestros hijos es ser felices. Nada como recordar padres felices.

(*) Silvia Freire es escritora, creadora del método “Las cartas del perdón”, autora de los best seller “Minuto a minuto”, “Reprogramando” y “Exit”. Es también conductora del programa Recalculando (Radio 10) y columnista de Rolando Hanglin.
El próximo 23 de agosto brindará la conferencia «El método. Alterá tu pasado y cambiá tu futuro», donde brindará técnicas para superar momentos difíciles, abandonar el sufrimiento y abocarse al camino de la felicidad. El evento se realizará el sábado 23 de agosto a las 15.30 en la Sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza.

12 pensamientos en “Separaciones: cómo preservar a los hijos”

  1. Mentirle los hijos diciendole que tiene un padre maravilloso ? y la que queda como una loca siempre es la madre que inventa todo cuando es ella la que no pasa por la puerta por los cuernos que el hdp le metio noo me parece justo si son nenes enseñales que eso no se le hace a una mujer y a sus hijos y si son nenas decirles de que se tienen que cuidar y no cree todo lo que le dicen ,esto es verdad consecuencia si haces algo malo esto te va a pasar..

  2. Para la justicia Argentina, a menos que sea una adicta a las drogas, o una alcoholica cronica, la tenencia siempre es para la madre. Aunque abandone a sus hijos a diario, aunque, los obligue a convivir con un desconocido diferente cada semana, aunque se gaste el dinero que le pasa el padre de los mismos en regalos para el de turno. Creo que esta todo dicho, no??? Generalmente el padre que desaparece, es porque no puede lidiar con que desconocidos manoseen a su princesita de 9 años. o envien al «campeon» de 11 a comprarle cigarrillos o preservativos, mientras «palpan» a la madre. Alguno lo resisten, generalmente negandolo (SI, LES PASA A TODOS!!!), otros desaparecen, pero SIEMPRE la culpable es la femina, ya que naturalmente, es la que deberia tener el instinto de preservar a su cria.

  3. Que Silvia Freire devuelva el dinero que estafó a quienes compraron sus libros. El que no puede lo menos, no puede lo más… y esta nota es evidencia de que Silvia no puede ni limpiarse sus propios mocos. Sería deseable, también, que Editorial Perfil sea un poco más exigente con los columnistas a quienes contrata o con aquellos a quienes presta un espacio para publicidad encubierta.

  4. Me molesta mucho que en la nota, como siempre se siga estigmatizando al hombre. Parece ser que el hombre es el que traiciona, el que no sufre por sus hijos, el que sale con señoritas mientras su ex mujer lava y plancha. La nota está tan equivocada y es tan tendenciosa que con leer la primera y última estrofa ya sabemos el resto del contenido. Los hombres quedamos en la calle cuando nos separamos, lejos de nuestros hijos (las mujeres y la periodista no tienen la menor idea del dolor que sentimos) y expuestos a toda la descalificación posible: que la engañamos, que fuimos violentos, que no le pasamos un peso, que no llamamos a los hijos. Ni hablar de la Justicia: toda la responsabilidad económica de la crianza la debe llevar el padrey solo el padre, pagando incluso los abogados de la mujer. Es muy injusto todo. Y la nota me dió asco, no me sirvió de nada.

    1. Concuerdo con lo que decís , desde que me separe mi vida ha sido una pesadilla por lo que significo en la calle, sin la cotidianidad de estar con los hijos, en crisis económica, sufriendo todo tipo de descalificaciones de gente sin siquiera saber que fue lo que paso, y la turra con mi ex mejor amigo de pareja ..

    2. No siempre es así, Juan Manuel. Hay padres que desaparecen luego del divorcio, no sufren absolutamente nada y pagan lo mínimo posible y se ocupan lo mínimo posible de los hijos que dejaron. Lo sé porque mi ex es uno de esos. Cada divorcio es distinto,

    3. y hablas de una nota patetica.. soy separada y tengo que poner el 50 % del dinero que necesita mi hijo para vivir.. el padre tuvo que pagar mi abogado por no querer arreglar una cuota y actualmente se la embargan del sueldo para que mi hijo la pueda tener.. no todas las situaciones son iguales.. NO GENERALICEMOS y que cada padre vea su situacion y trate de hacer lo mejor para la criatura

  5. Esta nota no habla de nada de lo que dice el titulo. Solo hace alusiones tendenciosas de los hombres como si todos los casos de separaciones fuesen por el mismo motivo. Los comentarios son altamente sexistas y realmente es inexplicable que se compare una situacion de separacion con algo tan terrible como el holocausto, que a mi entender no tiene ningun punto minimo de comparacion. saludos

  6. ¡Qué inteligente -y buen ejemplo- lo de mentirle a un hijo e inventarle un padre distinto del que tiene… y mentirle también al resto de la familia con lo del papel secante y blablablá…! «Del mismo modo, anhelo mujeres que, aún en medio de un divorcio, recordando la decisión Salomónica, estén dispuestas a comprar un regalo y a decirle al niño que su padre se lo envió porque lo adora y lo extraña; sin fijarse en que, mientras tanto el ex marido se divierte con una jovencita».

  7. Me molesta mucho que en la nota, como siempre se siga estigmatizando al hombre. Parece ser que el hombre es el que traiciona, el que no sufre por sus hijos, el que sale con señoritas mientras su ex mujer lava y plancha. La nota está tan equivocada y es tan tendenciosa que con leer la primera y última estrofa ya sabemos el resto del contenido. Los hombres quedamos en la calle cuando nos separamos, lejos de nuestros hijos (las mujeres y la periodista no tienen la menor idea del dolor que sentimos) y expuestos a toda la descalificación posible: que la engañamos, que fuimos violentos, que no le pasamos un peso, que no llamamos a los hijos. Ni hablar de la Justicia: toda la responsabilidad económica de la crianza la debe llevar el padrey solo el padre, pagando incluso los abogados de la mujer. Es muy injusto todo. Y la nota me dió asco, no me sirvió de nada.

    1. En un todo de acuerdo con Marcelo…. hay hombres de todo tipo, como que también hay mujeres, ex esposas y madres que son una lacra, ba-su-ras!!!!

Los comentarios están cerrados.