Rouge

Rouge

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

Trastornos de la Coagulación y Anticonceptivos Orales

23 de abril de 2014

Unos de los métodos anticonceptivos más utilizados por las mujeres en el mundo son los anticonceptivos orales. La presentación másfrecuente es la combinación de las 2 hormonas femeninas más importantes: estrógeno y progestina, una progesterona sintética que tiene los mismos efectos. El mecanismo de acción de este medicamento es prevenir que la mujer ovule, y a su vez, modifica el moco cervical alterando la movilidad de los espermatozoides, de esta manera evitando la fecundación.

Según los datos estadísticos de la Organización Mundial de la Salud (OMS, estudio mundial de planificación familiar 2008) más 100 millones de mujeres en el mundo toman anticonceptivos orales. Según varias publicaciones científicas esta combinación hormonal previene el embarazo en el 99% de los casos.

Pero, como me han contando personalmente casos conocidos de varios embarazos que han ocurrido estando tomando esta pastilla, me parece que las estadísticas expuestas en la publicación de Pettiti B en la prestigiosa revista médica N Engl J Med (2003) deben tomarse en cuenta. Este artículo demuestra que los anticonceptivos orales son muy efectivos, pero que 5 de cada 100 usuarias típicas, y menos de 1 de cada 100 mujeres que toman la pastilla de manera perfecta se quedan embarazadas cada año. Las usuarias típicas son las mujeres que cumplen muy bien la toma diaria, pero a veces, olvidan alguna que otra dosis. Siempre tenemos que tener presente, que todos los medicamentos que tomamos pueden causar efectos adversos, o sea, toxicidad. Los anticonceptivos orales son medicamentos que causan varios efectos adversos. Y, desde su introducción en el mercado en la década de 1960 se han descripto que pueden producir trombosis venosa, embolismo pulmonar (coagulo sanguíneo en el pulmón), y cáncer de mama, entre otros.

Cuando las mujeres tienen más de 35 años de edad, fuman 15 o más cigarrillos por día y toman anticonceptivos orales tienen mayor riesgo de desarrollar infarto cardíaco, accidente cerebrovascular (ACV) y también trombosis venosa. Por lo tanto, las mujeres que están tomando anticonceptivos orales, no deberían fumar, es peligroso; y no es una exageración.

Otra recomendación que tengo es que si la mujer visita a su ginecóloga/o para pedirle que le prescriba anticonceptivos orales, antes sería conveniente investigar si su madre, tía o hermana han tenido eventos de trombosis venosa antes de los 50 años de edad. La historia familiar es una manera efectiva de tener información genética, y sospechar de esa manera, si la mujer puede tener algún trastorno de la coagulación, el mecanismo por el cual la sangre se coagula si sufrimos algún corte o golpe para evitar la pérdida de sangre.

Se estima que el 5% de la población tiene un algún trastorno de la coagulación, enfermedades que en su conjunto se denominan como trombofilias.

Las trombofilias se caracterizan por causar trombosis venosa (coágulos sanguíneos que obstruyen la circulación en las venas), su incidencia aumenta con la edad y varía en diferentes grupos étnicos. La incidencia es baja en descendientes de África, y alta en Caucásicos (Europa y Asia).

Las 2 enfermedades genéticas más frecuentes que causan trombofilia son las alteraciones (mutaciones) en algunos participantes del sistema de la coagulación como el factor V de Leiden (gen F5), y protrombina (gen F2). Estas enfermedades pueden ser diagnosticadas con la historia familiar, antecedentes personales, exámenes de sangre y tests genéticos.

Alrededor del 3-8% de personas con ancestros europeos son portadores (“carriers’’) de una copia mutada (alterada) del gen F5 localizado en el brazo largo (q) del cromosoma 1 (1q23), y aproximadamente 1 de cada 5000 personas tiene las 2 copias mutadas de este gen.

En cuanto a la trombofilia causada por mutaciones en el gen F2 localizado por el brazo corto (p) del cromosoma 11 (11p11) se estima que afecta aproximadamente 1 de cada 50 personas de la población con origen Caucásico.

Las pacientes que padecen un trastorno de la coagulación presentan un mayor riesgo de desarrollar un coagulo sanguíneo llamado trombosis venosa profunda (TV). La trombosis venosa profunda ocurre más frecuentemente en las venas profundas de las piernas, en la región de los gemelos, pero también puede ocurrir en el cerebro, hígado, riñones y ojos.

Cuando se forman los coágulos sanguíneos existe un mayor riesgo que éstos se desprendan del lugar donde se forman y migren por el torrente sanguíneo hacia otros lugares del cuerpo, como los pulmones causando una embolia pulmonar (tromboembolismo pulmonar), condición que puede causar la muerte.

La trombofilia del factor V de Leiden se diagnostica mediante estudios de ADN que identifican la mutación denominada G1691A en el gen F5. Cuando uno analiza los casos de trombosis venosa (TV), el factor V de Leiden es responsable del 12-21% de los casos. Las mujeres que son “portadoras’’ de una copia mutada del gen F5 tienen 8 veces mayor riesgo de desarrollar TV, mientras que el riesgo aumenta a 80-100 veces cuando tienen ambas copias mutadas de este gen. Cuando las mujeres portadoras de una sola copia mutada toman anticonceptivos orales, el riesgo de TV aumenta 30 veces, aunque solo el 2.4% desarrollará esta patología cuando llegue a los 65 años de edad.

En el caso de trombofilia por protrombina, la mutación más frecuente del gen F2 es G20120A, la cual también se diagnostica mediante un análisis genético. Esta mutación aumenta 2-3 veces el riesgo para desarrollar TV, pero cuando las mujeres toman anticonceptivos orales el riesgo aumenta 16 veces para desarrollar TV o tromboembolismo pulmonar, y 150 veces el riesgo para desarrollar trombosis en venas cerebrales.

Como vemos visto, los trastornos de la coagulación son frecuentes en la población, y aumentan significativamente el riesgo de trombosis venosa y sus severas complicaciones. Por lo tanto, el uso de anticonceptivos orales está contraindicado en mujeres que padecen un trastorno de la coagulación.