sec:"que-te-pusiste",ss:"que-te-pusiste_articulo"

Rouge

- Relaciones -

La decisión de no tener hijos

0508_parejas_dink_cedoc_g
8 de mayo de 2013

Salirse del paradigma de pareja tradicional trae varias críticas. El análisis de una especialista sobre la nueva tendencia.

Por Adriana Guraieb (*)

El amor y la intimidad van sufriendo transformaciones según los cambios históricos psicosociales y culturales, y es así que en el siglo XXI los intereses de las parejas se multiplican y conviven entre el paradigma tradicional (pareja-hogar-hijos) y el nuevo paradigma que apunta, predominantemente, a la realización personal individual, acentuando el desarrollo profesional comercial económico. Tan importante es que se ha retrasado la edad para tener hijos y cada vez es más frecuente que las parejas elijan, lisa y llanamente, no tener hijos.

Este modelo de pareja tiene como característica principal la unión amorosa sin ningún tipo de formalidad, ni ceremonia, ni objetivo que no sea acompañarse y compartir la vida, y por primera vez la pareja no se construye en función de armar una familia. No es que la familia pierda interés sino que cada vez se aplaza más y se piensa mucho más que antes en la elección-selectividad de la pareja, porque no se elige solamente desde el amor y pensando en el padre de nuestros hijos, sino que se elige al cómplice, al compinche, al compañero de proyectos y de vida.

En año 2010 batió récord un libro de Laura Caroli llamado “Familias de dos”, que se refiere a las “Parejas DINK” (siglas del inglés double income no kids, que significa “dos ingresos, sin hijos”). En el libro explicaba la tendencia de parejas que deciden no tener hijos en una franja etaria que oscila aproximadamente entre los 26 a los 39 años.

En Argentina, si bien la estadística es baja, comienza a crecer y el mercado consumista mira con mucho interés esa franja, ya que son dos sueldos a invertir en ellos mismos y son afectos a viajar, a consumir tecnología, a la cocina de autor, a considerar las vacaciones como algo importantísimo, sobre todo en lugares inusuales, diferentes.

Llueven las crìticas a las “Parejas DINK”: que son narcisitas, que son insensibles, que son eternos adolescentes y no crecen como para tener hijos, que piensan solo en ellos, etc.

¿Y no sería mejor, en lugar de criticar, pensar que son auténticos, que no están transgrediendo un modelo o un mandato tradicional, sino que tienen la suficiente madurez y lucidez de darse cuenta que no tienen el deseo y no están dispuestos a las renuncias que conlleva la crianza de hijos? ¿No será momento de pensar en las consecuencias de tener un hijo por mandato social y no por deseo?

* Psicoanalista especialista en parejas, miembro de IPA y APA

 

59 pensamientos sobre “La decisión de no tener hijos”

  1. Soy de la idea de no tener hijos. Tengo 30 años y estoy felizmente en una relación hermosa con mi marido quienes hemos decidido no tener hijos. No queremos tenerlos para “encajar” en la sociedad, porque la edad nos alcance o porque nos preocupe la vejez. Las personas que tienen hijos para no estar solos, someten a sus hijos a la responsabilidad de cuidarlos en la vejez cuando sus hijos no tienen por qué hacerlo. Cada día son más las personas que por decisión propia no tienen hijos y es perfecto. Sea cual sea el motivo es válido y es respetable. Las personas que nos juzgan de egoístas están tratando de meternos a la fuerza su concepto de felicidad. Sería más egoísta tenerlos por razones mezquinas.
    Tenemos amistades con hijos y sin hijos y estamos super bien con ellos. Si una persona decide no tenerlos decide bien porque no todos venimos al mundo a tener hijos y ya no vivimos en el siglo pasado donde las mujeres se sentían incompletas sin ser madres.

  2. Hola!
    Me parece interesantísimo el artículo debido a que es un tema que me toca muy de cerca. Hace 4 años que mi marido y yo nos casamos, y no está en nosotros tener un hijo. Si bien, cuando decidimos casarnos teníamos como meta formar una familia, nos fuimos dando cuenta con el paso del tiempo que no era tan relevante a nuestros deseos como lo supusimos. Tenemos parejas amigas con niños y son fabulosas. Y también tenemos parejas que no desean ser padres. Con ambos grupos nos sentimos muy cómodos y vamos buscando nuestro equilibrio. Quizás en un tiempo el deseo de la paternidad nazca de nuevo, pero al hoy, no lo sentimos como algo pendiente.
    Saludos.

  3. Si es una decisión de la pareja no tener hijos , cual es el problema??, romper con el paradigma?, se puede brindar afecto y sostén a sobrinos, que muy felices se sienten con tios afectuosos, y colaboran lejos de ser egoistas, creo que hay diferentes maneras de brindar amor…..

  4. El título de este artículo ya define a los argentinos. Quién tiene derecho a criticar a quien?
    Tengo amigas en Europa que decidieron en acuerdo con sus parejas en no tener hijos y nadie les cuestiona absolutamente nada, es más, ni les interesa, mientras esté feliz esa persona.
    ;)
    http://www.bloomblog.com.ar

    1. eso!, quien es quien para criticar al que critica? en europa no quieren tener chicos y critican la inmigracion, no les interesa, si tenes o no hijos, ni si te drogas, ni nada..NO LES INTERESAS, la ” amistad” se corta al toque cuando te metes “demasiado” en sus vidas…Que abuela/o no espera un nieto? NI a menguele se le ocurre una aberracion tal!!

  5. Me parece bien que los hijos lleguen a nuestra vida si es algo que queremos y elegimos…sino…no. Pero tambien pienso que los hijos nos dan la oportunidad de experimentar el “amor incondicional”….en una relacion sana, no tengo dudas en que es,… el amor mas grande…el que nos hace descubrir que somos capaces de hacer muchas mas cosas de las que creìamos y que la unica motivacion es la felicidad del otro….sin competencias…sin mezquindades…Y en la mayorìa de los casos…es reciproco
    .El amor de la familia nos fortalece…nos alegra….aunque existen desacuerdos y broncas…diferencias de pensamientos y de como encarar la vida….( no existen recetas cada generacion debe reinventar la suya)..sabemos que siempre podemos contar con la familia….esto nos alimenta el alma y nos da paz…..

  6. El amor siempre quiere dar frutos y trascender. Los que están escribiendo a favor de esta nueva moda por favor que le agradezcan a sus progenitores el no haber sido como ellos! Lo que acá llaman amor es egoismo individualista, vacío y superficial. Y si por esos milagros de la vida, estas parejas llegan a viejos, seguramente en el fondo de sus corazones se sentirán solos, sin hijos y nietos que les alegren los días. Sólo el que tiene hijos (o los adopta) sabe es lo que es salir de sí mismo. Ser padre/madre enaltece el espíritu y nos hace ser más generosos. El que contrapone el elegir no tener hijos con el que tiene 17 hijos en la villa…que contraposición más ridícula!

    1. Ese es tu concepto de felicidad pero contrapones tu pensamiento con los de otros. Es mejor no tenerlos que tenerlos por encajar en la sociedad. Tú eres la que está bronqueada con esta nueva idea pero todos respetamos la tuya. Si tú eres feliz con hijos qué bueno, deja a los demás ser felices a su manera. Ya somos muchos en el planeta como para seguir trayendo más.

Los comentarios están cerrados.