Rouge

Rouge

- Deco -

Espacios integrados

Como en toda la propiedad, los enormes ventanales aportan una gran luminosidad.
15 de octubre de 2012

Una casa de líneas vanguardistas que se integre al entorno casi naturalmente a partir de su orientación. Una casa donde los interiores y el exterior fluyan y se potencien a través de enormes ventanales. Esa fue la idea rectora del proyecto de los arquitectos Fernando y Eric Fritz, que buscó definir y cristalizar un sistema estructural que permitiera liberar por completo la planta baja y de esta manera lograr una gran flexibilidad y un mejor vínculo ambiental.

La vivienda, terminada en 2012, tiene 250 metros cuadrados cubiertos y 50 semicubiertos, y está resuelta en dos niveles: la planta baja, donde se desarrollan el living-comedor y la cocina integrada, muy amplios, y la planta alta, sede de los dormitorios, el principal en suite al contrafrente, y los tres secundarios al frente, conformando con la circulación y los baños un cuadrado perfecto de 12 x 12 metros.

El estilo de esta propiedad logra su máxima relación con el exterior a través de una carpintería corrediza que integra el living-comedor con la galería semicubierta, la pileta y el jardín. Este sistema se logró con dos vigas principales que se apoyan sobre dos pórticos, los cuales distribuyen y transmiten las cargas.

Son estos los que posibilitan liberar la planta baja, dejando una luz de 12 metros entre apoyos. Las vigas principales son las que permiten “colgar” el entrepiso, que por medio de tensores generan un semicubierto libre de más de cuatro metros en el nivel inferior. El color blanco, elegido para los interiores, resalta el estilo del mobiliario, la decoración, casi minimalista, y los detalles arquitectónicos, armonizando con el espíritu moderno de la casa en general.

Un detalle destacado es la estética que resulta del cielorraso de hormigón como unificador ambiental y la madera del pisoque se integra verticalmente en la pared. En la cocina se destaca un revestimiento de mármol de Carrara y un mueble de melanina blanca con terminación en laca, que junto con una isla de iguales características permite
delimitar virtualmente el espacio con el living comedor, que fluye como un ambiente dinámico y libre de apoyos, permitiendo así una total autonomía para la organización de varios sillones de diferentes estilos, formatos y colores.

Textos: Gabriel Jacobo.
Producción: Pilar Ruiz Luque
Fotos: Estudio Quiroga+Caraffa y Pilar Ruiz Luque.