Rouge

Rouge

- Actualidad -

Qué es la afasia, la enfermedad que padece Verónica Perdomo

La modelo tuvo un accidente cerebro vascularen 2009.
22 de agosto de 2012

Por Bárbara García Crespo (*)

En la última semana, la modelo Verónica Perdomo fue el centro de atención de todos los programas de espectáculos luego de que los periodistas Marcelo Polino y Marcela Coronel dudaran de las dificultades en el habla que padece la participante de Bailando por un Sueño tras sufrir un ACV.

La polémica surgió en torno a los rumores que dan cuenta de que, en algunas entrevistas, la modelo puede hablar más fluido que en otras ocasiones, lo que llevó a sospechar que Perdomo usaba su dificultad en el habla para montar un personaje en el certamen televisivo. Sin embargo, según Silvia Rubio Bruno, especialista en neurolingüística y presidenta de la Fundación Argentina de Afasia, estas leves mejoras son totalmente normales en una afasia. “En todos los casos de afasia se da algún grado de recuperación. Muchas veces una frase puede salir más fluida que otra porque la memorizó”, opina. “Eso habla de una rehabilitación, pero hay que tener en cuenta que la afasia es una enfermedad que no puede curarse completamente”, explica la presidenta de la entidad.

De qué se trata. La afasia es la pérdida total o parcial del lenguaje causado por una lesión cerebral. Las personas pierden la capacidad de expresión y comprensión, por lo que pueden tener dificultades para encontrar las palabras tanto para hablar como para escribir. “Como se ve en el caso de Verónica Perdomo, los afásicos pueden alterar los sonidos y letras en las oraciones, por eso se le nota un leve acento extranjero al hablar o incluso se la oye repetir siempre las mismas palabras”, describe la especialista en neurolingüística.

“La causa más frecuente de la pérdida del lenguaje es el ACV, porque generalmente afecta al hemisferio izquierdo del cerebro, donde se encuentran la expresión y comprensión del lenguaje”, señala Rubio Bruno y agrega: “La cantidad de personas afectadas por ACV en Argentina es de 100 mil, en donde el 21 por ciento padece afasia”.

“Cualquier persona puede tener la enfermedad. Obviamente, son más proclives aquellos que se exponen a los factores de riesgo, como la hipertensión arterial, diabetes o trastornos cardíacos que pueden derivar en un ACV. Pero también hay afasia por traumatismos de cráneo causados por accidentes de tránsito, tumores cerebrales o meningitis”, describe Rubio Bruno.

Si bien en todos los casos de afasia hay grados de rehabilitación, no se trata de una patología de la que pueda recuperarse por completo. En los primeros meses es donde se producen procesos neurofisiológicos que tienen por resultado una recuperación espontánea. “Después de los primeros meses claves, hay una leve recuperación durante el primer año. Pero luego de ese lapso, la mayoría se estabiliza en una meseta”, asegura la experta.

Es por eso que los especialistas aseguran que lo más importante para combatir esta enfermedad es la prevención. “Lo más importante es prevenir los factores de riesgo. Hoy sabemos que el principal factor desencadenante de ACV es el estrés, es por eso que llevar una vida más tranquila y sana”, explica Rubio Bruno y agrega: “En Argentina hay alrededor de cinco mil casos nuevos por año de afasia, llegando a un total de 164 mil afásicos en todo el país”.

(*) Especial para Rouge