Rouge

Rouge

- Gourmet -

A comer y romper platos en un auténtico restaurante griego

El restaurante tiene una oferta gastronómica amplia que va desde la parrilla hasta las ensaladas y postres típicos. Foto: Andrés Settepani.
11 de mayo de 2012

Mykonos, en Belgrano, ofrece un menú de lo más variado con platos y bebidas típicas del viejo continente. Galería de fotos.

Por Ana Laura Caruso (*)

Son muchos los que van a un restaurante griego para descargar tensiones rompiendo platos. Sin embargo, esta costumbre milenaria tiene otro propósito: despojarse de lo material y vivir el presente.

En Buenos Aires, uno de los lugares donde se puede vivir una auténtica cena griega es el restaurante Mykonos. El encargado del lugar, Alejandro Ávila, explica que la colectividad griega organiza con frecuencia comidas pero que son a puertas cerradas. Así, el restaurante se ofrece como una buena opción para todos los curiosos que desean experimentar los sabores y costumbres de la vieja Europa.

Mykonos abrió en el 2001 en plena crisis económica. Su dueño, Gustavo Karamalikis (alias «Taso») es hijo de padres griegos que trabajaban como mayoristas de golosinas en Argentina. «El vínculo de los griegos con la comida es muy importante», explica Alejandro. «Los platos son sencillos, no es una cocina gourmet».

La cocina griega es mediterránea y comparte técnicas e ingredientes con la gastronomía de Italia, de Oriente Medio y los Balcanes. «Hay mucha similitud con la cocina armenia y árabe», dice Alejandro. «Los ingredientes que más se usan en Grecia son el queso Feta, la canela, el clavo de olor. Para condimentar se utiliza aceite de oliva y se cocina con muchas verduras y hortalizas como los garbanzos y las berenjenas». Además, hay gran variedad de platos con carne de cordero y oveja. En las islas griegas también se comen muchos pescados y mariscos.

El plato más emblemático de Mykonos se llama Musaká y es un pastel de berenjena con carne picada y salsa blanca. En este caso, el toque distintivo es que tiene canela, clavo de olor y salsa bechamel. Otro plato típico es el Arnisio Gemisto (cordero relleno con salsa de Syrah, acompañado con papa al horno rellena de youghurt artesanal al romero y gratinada con queso). En cuanto a parrilla, una buena opción es pedir Soubláki (una brochette que puede ser de pollo, verduras o carne de cerdo o langostinos).

Las entradas preferidas son los Keppes (carne de ternera molida, cruda, con trigo y especias), el Tsatziki (combinación de yoghurt y pepinos, oliva y ajo) y la Melitzanosalata (puré de berenjenas con oliva, jugo de limón, pasta de sésamo y ajo).

Otro clásico del restaurante es pedir una picada griega. La Rodas, por ejemplo, trae seis platos pequeños con Humus (puré de garbanzos con oliva, jugo de limón y pasta de sésamo y ajo), Skordaliá (puré de papa y ajo con oliva, almendras y jugo de limón), Melitzanosalata (puré de berenjenas con oliva, jugo de limón y pasta de sésamo), Ntolmadakias (arrolladitos de hoja de parra rellenos con limón), Keftekadakias (albondiguitas de carne picada, rebozadas y fritas) y aceitunas griegas con queso Feta.

En materia de ensaladas, se sugiere probar la Joriátiki (tomate, pepino, cebolla, aceitunas griegas, ají verde, queso Feta y orégano). A la hora de los postres, el más conocido es el Baklavá (masa filo rellena con nueces, almendras y canela, rociada con almíbar y acompañada con helado). Otro postre típico es el Kadaífy (hilos de masa filo rellena con nueces, almendras y canela, rociada con almíbar y acompañada con helado) y los Curambíedes (masa típica de manteca y almendras, espolvoreada en azúcar impalpable).

Lo más tradicional en cuanto a las bebidas es el Ouzo (un destilado de anís que tiene 40 grados de alcohol). También es popular la Metaxa (un licor griego). Respecto de los vinos, el clásico griego es la Retsina, un vino que se fabrica desde hace miles de años con resina de árbol.

El precio de la cena es de $150 por persona con bebida e incluye un plato en bizcocho cerámico para romper durante la cena. Todas las noches a las 21.30 hay un show donde una pareja de bailarines interpreta distintas danzas griegas, incluyendo el Zeibekiko (también llamado «el baile del borracho») en donde se realiza la rotura de platos. Si bien a cada comensal se le da un plato para arrojar al suelo, se pueden pedir cinco platos adicionales por la suma de $30. Para los que quieren aprender a bailar, además, se ofrecen clases de danza griega a cargo de Ulises Astirakakis los miércoles a las 18.30.

La costumbre de romper platos en Grecia tiene miles de años. Hay quienes dicen que la tradición comenzó en los funerales como una manera de sobrellevar la muerte de los seres queridos. Lo cierto es que hoy mucha gente se acerca a los restaurantes griegos de todo el mundo para experimentar algo de ese despojo que dicen sentir los griegos cada vez que se rompe la vajilla, así como para probar los sabores mediterráneos que sobrevivieron al tiempo.

(*) De la redacción de Perfil.com

No te pierdas la galería de fotos del restaurante y los platos.

Mykonos: Olleros 1752. Abierto de lunes a sábados a partir de las 20hs. Reservas: 4779-9000.

Más notas de esta serie:

Cocina cubana

Cocina sueca y danesa

Cocina rusa

Cocina de la India

49 pensamientos en “A comer y romper platos en un auténtico restaurante griego”

  1. Fui a Mykonos el finde, con un grupo de parejas, y les puedo asegurar que lo pasamos muy divertidos, la comida es muy buena y el show espectacular. Lo recomiendo….

  2. La city porteña, ofrece posibilidades de saborear y probar diferentes comidas, y está a la vanguardia en gastronomía, si la comparamos con otras grandes capitales del mundo.

  3. Excelente el Restò, la nota tambièn me gustò mucho por la mezcla del condimento gastronòmico y cultural, que le aderezaron.

  4. La comida griega y la húngara son mis preferidas, a mi entender las más aromatizadas, y de un inconfundible sabor . En cuanto a Mykonos, es muy bueno, pero no el único.

  5. YO PIENSO BENITO, QUE SI UNO QUIERE PASARLO BIEN Y DIVERTIRSE, NO TIENE QUE VER CON EL SITIO QUE ELEJíS, SINO QUE PASA POR UNA CUESTIÓN DE ACTITUD Y BUENA ONDA.

  6. Con la comida no me mete, porque es excelente y los bailarines también, pero si querés divertirte a pleno, tenés que elegir un show cubano chico….!!!

  7. Mykonos es excelente, y a decir verdad hay muy pocos restaurantes de cocina griega, pero recomiendo uno que descubrí en Villa Devoto «Estación Grecia», muy bueno.

  8. Sea cual fuere el motivo del ritual por el cual se rompen platos, yo me anoto, me parecen válidas todas las opciones, y muy divertidas.

  9. En Mykinos lo pasas muy bien, los bailarines son excelentes, la ambientación es muy buena, en fin te sentís como en tu casa.

  10. Quería agregar algo, respecto al ritual de los platos. Antiguamente los griegos, rompían platos en las puertas de sus casas, porque creían que eso ahuyentaba los malos espíritus, que el ruido que ésto producía los espantaba. Interesante no???

  11. Chicos, me gusta mucho la comida griega y viendo éstas fotos, se me hace agua la boca. jaja . Buenísimas las fotos!!!

  12. No me parece nada caro, para la calidad y el servicio que ofrece Mykonos, no sólo comes bien, sino que pasas una velada divertida y disfrutas del show. También puedo agregar que el momento del baile, dónde se rompen platos, me emocionó, ya que los sentimientos que trasmiten los bailarines es único..

  13. Me gusta mucho variar en mis salidas, y como uno de mis grandes placeres es la comida, les agradezco todo lo que publican en cuanto a notas gastronómicas.

  14. Muy bien descripto, el ritual de los platos, quería agregar también que antiguamente en las bodas, los familiares de los novios acostumbraban romper un plato para desearles suerte y felicidad para toda la vida. Pero dónde se pone el énfasis fundamental es en el despojo de lo material. Muy buen informe.

  15. Yo lo pasé bárbaro en Mykonos, no sólo por la excelencia de la comida, sino porque el show es muy lindo y divertido. La verdad del 1 al 10, es para mí 10+10. !!

  16. Lo que más me gusta cuando voy a un Restó Griego, es la variedad de comidas que podes degustar. Enloquezco por las ensaladas griegas con el inconfundible toque de Oliva. En fin, yo creo que es la combinación perfecta, muchas verduras y pocas calorías.

  17. EXCELENTE Y CALIDO LUGAR. BAILAMOS, ROMPIMOS PLATOS Y COMIMOS RIQUISIMO. FUI CON UNA AMIGA Y COMO CUMPLIAMOS AÑOS NOS CANTARON TODOS EL CUMPLE FELIZ. RE LINDO !!

  18. A mi también me tira la sangre, pero no sólo por eso elijo la comida griega, sino además porque su sabor indiscutible, tal cuál lo mencionas en la nota, con ese toque indiscutible de canela, clavo de olor , y especias, «la hacen única».

  19. BUENÍSIMA LA NOTA, LOS FELICITO POR EXPLICAR EL PORQUÉ DE DETERMINADAS COSTUMBRES Y TRADICIONES.

  20. Siempre pensé, que romper platos era una actitud arbitraria y descontrolada, pero por lo que leo en la nota es todo lo contrario, ya que significa despojarse de lo material, vivir el presente, es como decir, sacarte una mochila de encima, ser más auténtico. Ideal !!!

  21. Mencionar la comida y tradiciones de una colectividad, es también ocuparse y enterarse del lugar preponderante que tienen en el país que eligieron para vivir y que los alberga. Está muy bueno.

  22. Viajé a Grecia, antes de a crisis, me pareció un lugar maravilloso, y por supuesto la comida excelente, es simple, y podés probar platos típicos muy variados, y para todos los gustos.

  23. Ahora que lo mencionan en la nota, el ritual de los platos, me trae recuerdos de la maravillosa peiícula de Anthony Quinn, «Zorba el Griego», que tan bien describe, él sentimiento que se pone al realizar dicho acto. Que interesante!!!

  24. De acuerdo con todos los comentarios. El único dato de la nota que no es correcto es que Olleros al 1700 corresponde al barrio de Palermo, no a Belgrano.

  25. Me sumo, el Restaurante es excelente, y aunque nos parezca extraño, el ritual de romper platos es divertido, pero si no querés nadie te obliga.

  26. Nosotros fuimos con una amiga y lo pasamos genial ,bailamos y rompimos varios platos ,cuando viaje a Bs As ,volvemos.

  27. Soy Griega, me gustó mucho la nota, porque obviamente toca mis raíces y tradiciones, la comida es fundamental para cualquier persona, ya que es el momento de compartir con amigos o seres queridos. La colectividad Griega en Argentina , es muy numerosa, y solemos concurrir a lugares como el mencionado.

  28. Que bueno es tener la posibilidad de conocer restaurantes que ofrezcan mezcla de comidas típicas con tradiciones regionales como arrojar platos al piso.

  29. Excelente nota gastronómica.Me trajo buenos recuerdos de mi paso por Grecia. Quedo con muchas ganas de reservar ya una mesa.

  30. ESTÁ MUY BUENO, CONTAR TAMBIÉN EN ÉSTAS NOTAS EL «POR QUE» DE LAS COSAS, YA QUE HACE A LAS TRADICIONES Y COSTUMBRES DE LOS PAÍSES.

  31. A LA HORA DE ROMPER PLATOS, SI ESTÁS CON AMIGOS, TE PUEDO ASEGURAR QUE ES MUY DIVERTIDO, UNA EXPERIENCIA DIFERENTE..

  32. Soy descendiente de armenios, y les puedo asegurar que realmente es uno de los mejores restaurantes griegos, la comida está muy bien eleborada . Pero además hay que destacar que la atención es excelente, y podés pasar una hermosa velada.

  33. El plato que más me gusta, y que recomiendo para los amantes de la comida agridulce es , Los Brisoles Apolo, eleborada en su justo punto. «Una verdadera delicia»

  34. Es, a mi entender, uno de los mejores restaurantes griegos de la ciudad, la comida es de primera calidad, y les puedo asegurar que es muy divertido romper platos, es parte del ritual.

  35. La comida griega es muy sobrosa, como toda comida mediterránea con ese toque de especias indiscutible, pero tal cuál lo describen, tiene una mezcla con la cocina árabe e italiana. También en Garbis, he probado platos exquisitos, obviamente no son comparables a los de éste Restó, y además no se rompen platos. Jaja

  36. EL RESTAURANTE ES EXCELENTE, Y LA COMIDA GRIEGA TAMBIÉN, PERO LO QUE MÁS ME GUSTA ES LA DESCRIPCIÓN DE LA NOTA.

Los comentarios están cerrados.