Rouge

Rouge

- Moda -

La Fashion Week de Madrid se despide

Varias modelos desfilan por la pasarela con algunas de las propuestas del diseñador ubetense Moisés Nieto.
6 de febrero de 2012

Ayer cerró la edición número cincuenta y cinco de la “Fashion Week Madrid”, conocida hoy como “Mercedes Benz Fashion Week” y antiguamente como “Cibeles Madrid Fashion Week”. La última edición estuvo dedicada a los más jóvenes y tuvo un buen comienzo con el desfile de Moisés Nieto, con una línea inspirada en los hábitos de los monjes.

Lana, alpaca y paños naturales ayudan a esta escenificación en la que también aparecieron otros tejidos más livianos, como la muselina, la gasa o el tul de seda, para confeccionar prendas de líneas limpias y en ocasiones asimétricas.

El diseñador Shen Lin, de origen taiwanés, presentó su colección “31 de febrero”, una la fecha imposible para prendas imposibles en fieltro, lana, brocados o punto y siempre en diferentes tonalidades de gris.

David del Río alegró la jornada con una colección en la que las piedras semipreciosas tuvieron un protagonismo muy especial. El diseñador presentó piezas de mucho trabajo, como el vestido verde con el que inició el desfile con diecisiete camelias cada una de ellas formada por mil perlas.

La firma El Colmillo de Morsa, formada por Jordi Espino y Elisabet Vallecillo presentó “Caminos de Nopal”, colección madura inspirada en los paisajes que se contemplan durante un viaje. Una de las características de esta pareja de diseñadores es que toda la colección es “made in spain”.

Por su parte, Mercedes Castro mostró trabajos en lana tejida a mano y basados en temas literarios, como los cómics de súper héroes o El Principito. Por otro lado, en “Ero” Jessica Stenerös en “Ero” creó una colección de invierno, en tonos piedra, suaves lilas y verdes, burdeos y azul petróleo, color tendencia de la próxima temporada.

Mirá la galería de fotos de la última edición del Fashion Week.