Rouge

Rouge

- Deco -

Animal print: la jungla en tu sala

Un rincón clásico con toques de animal print
3 de febrero de 2012

Imaginar las sillas de comedor tapizadas con motivos de leopardo. Almohadones estilo cebra o cortinas con las rayas de un tigre de Bengala. Algunos se atemorizan, pero lo cierto es que la moda se afianza y cada vez son más las opciones que se reúnen en accesorios y hasta empapelados.

En Argentina, el estampado de cuero de vaca es uno de los favoritos sumado a las ambientaciones rústicas, pero los textiles que “imitan” la magnífica piel de estos y otros magníficos animales salvajes parecen convertirse en un sello de identidad sólo apto para osados.

La decoración con motivos “animal print” se adapta bastante bien en cualquier ambiente, aún en los más clásicos, sin embargo la regla de oro es “no excederse”, a menos que se quiera que la sala parezca la choza de un jefe de tribu africana (lo cual puede ser también un estilo).

Aquí van algunos consejos para lograr que el “animal print” logre presencia y personalidad en tu decoración:

– Aplicar diseños animal print a objetos puntuales de gran protagonismo: cojines, alfombra, objetos, sofá, pero no a todos a la vez.
– Procurar que los tonos del textil elegido combinen con el resto de la decoración. Por ejemplo si el estilo de la ambientación es blanco y negro, el más adecuado será el estampado de cebra.
– Bajo ningún punto de vista está bien visto conseguir pieles originales, no sólo es ilegal la caza y venta de estos animales, sino que se logrará el efecto contrario al deseado: el “estilo” será digno de rechazo.
– Lo más recomendable es que no mezclar estampados de varios animal print en un mismo ambiente, pues el resultado visual es confuso.
– Sumar opciones que aúnen un estilo general, siempre es la idea. Una propuesta romántica, por ejemplo, podría sumar una opción atrigrada en tonos pastel, ya que el estilo ahora no sólo se concentra en los tonos reales.

Liliana Mestanza, Design Team, Fontenla, www.fontenla-furniture.com