Rouge

Rouge

- Actualidad, Cuerpo & Alma -

El amor en tiempos de Internet, por Carla York

8 de enero de 2012

Cómo son las separaciones 2.0. Cortar o empezar relaciones, a un click de distancia.

“No estoy preparada para darle unfollow”
Sentenció Marina, a la vez que entraba al muro del Facebook de Lucio y revisaba con angustia, el álbum de fotos que databa de hacía 2 meses atrás ante cada foto que los había retratado, aún felices, en Mar de las Pampas. No le bastó tirar cartas de amor, fotos, devolver fotos y algún que otro cd, y dar un portazo.

El registro virtual de su historia de amor de 8 meses la acosaba en cada red social que habían compartido. Desde el inicio, ya que así se habían conocido, siendo dos alias digitales anónimos. Entre tweet y tweet, compartieron hashtags, luego pasaron al muro de Facebook, luego a los mensajes privados, mientras ella estudiaba para la facu y él estaba desempleado.

El primer encuentro a ciegas, fue esperado no solo por Marina y Lucio sino por todo el timeline compartido de seres extraños, pero que habían vivenciado el histeriqueo desde la comodidad de sus pantallas, con espíritu voyeurista. Nada más entretenido que la nueva novela de la tarde en formato 2.0.

Todo concluyó cuando él consiguió trabajo y empezó a frecuentar más a su nuevo grupo de amigos y a los happy hours de oficina que a la PC.

Lentamente, luego del abrupto corte, Marina inicio una investigación cercana al “stalkeo”. Fueron fallidos sus intentos de hackear sus contraseñas. Revisaba su muro cotidianamente y cualquier mención o nueva amistad femenina en facebook alimentaba su angustia, sobre todo si venía acompañado de una foto de perfil voluptuosa…

Ante cada nuevo tweet de @lucio45, la sola presencia de su avatar en el timeline le paralizaba el corazón: sin embargo tampoco podía tomar la decisión de borrarlo, en una acción más masoquista que valiente.
Se empezó a hacer costumbre tener que acompañarla para ir a chequear los lugares donde Lucio hacía check-in en foursquare, aún cuando no estábamos de acuerdo. Armó una columna especial para él en el Tweetdeck donde tenía su search actualizado a cada momento. La peligrosa stalker en la que se había convertido y la creciente obsesión nos hizo alertarla y pedirle que lo borre de sus redes, y así retome no solo su vida, sino también su dignidad y salud mental.

No importaba si lo leía en TW, Facebook, si escondía el blackberry para no llorar ante la lectura de los viejos sms, que aún guardaba. Lucio estaba grabado a fuego en su cabeza y en su corazón, el objeto de su obsesión.
Cualquier duelo es un proceso de desenvestidura libidinal, es decir, cada recuerdo o vivencia, tienen una intensidad en nuestra cabeza y en nuestro corazón porque están cargados afectivamente, y es el duelo el proceso inverso de esta carga. Los vamos “descargando de afecto”, por decirlo simple, y el proceso de quita de este afecto, recuerdo por recuerdo, es doloroso.

Al registro físico, mnémico y material de la existencia de un amor, hoy se le suma un nuevo compendio de evidencias: el digital. La tentación de “saber” está al alcance del mouse. Y el duelo no por ello es “virtual”. Por el contrario el duelo es muy real, y las nuevas herramientas no solo dan la posibilidad sino que exacerban el morbo y el poder fisgonear qué es o en qué anda ese ex del cual nos despedimos hace mucho o poco.
Si antes tener “amigos en común” que te pudieran vincularse con un ex era un problema, hoy las amistades en común las brinda la misma tecnología.

Y Marina?
Recién después de 6 meses, Marina empezó a olvidarse de chequear su TL diariamente y torturarse con las fantasías que le generaba Facebook dejaron de tener sentido.
Otras cosas ocuparon su cabeza.
Un buen día escribió el tweet: Adiós.
Al fin quitó la pesada carga afectiva al último recuerdo, vió que no valía la pena cambiar su user y apretó unfollow, pero no en su timeline, sino en su cabeza.
Porque también es un click en la mente lo que nos libera de estar pendientes de alguien.

Carla York es psicóloga y autora del blog Deja correr el río

20 pensamientos en “El amor en tiempos de Internet, por Carla York”

  1. Super real . En estos tiempos donde las relaciones se cosifican, donde el amor parece liquido…. por que cuesta hacer el click mental? Porque en eso no hemos cambiado, nos enganchamos en lo difícil. Excelente C. York como siempre .

  2. Es un papelón que no me publiquen los comentarios…DAN LASTIMA…y mucho más una parlanchina como CARLA YORK, que lo único que hace es repetir lo que dicen los demás

  3. acá encontré un video interesante de como hasta las cosas mas sencillas y cotidianas como buscar pareja en la web, puede transformarnos en «delincuentes» si se aprueba la ley mordaza SOPA en USA, no es exagerado el video explica muy bien que si le mandás a tu enamorada un archivo de música o un poema, tal vez una foto que «inflinja» supuestamente derechos de autor podrías hasta ir preso… para pensar y tomar partido como ciudadanos y compartirlo: http://www.youtube.com/watch?v=Dr1R5T4giwY

  4. La verdad, es patètico leer esto, que no dudo es lo que le pasa a mucha gente en este momento, sin importar la edad. YO soy un veterano, de los que comenzaron en los chats, allà por el 97, y sin embargo aùn hoy siento una fascinaciòn especial por ese medio. Pero como consejo, aunque nadie me lo pidiò, les digo : gente, desconèctense para conectarse. O sea, dejen de lado la virtualidad tan còmoda, y vivan la vida real, el cara a cara (face to face para ser mas chetos) y dejense de tanto estar con los medios virtuales que poco bien nos hacen. En ellos, hasta un gil de cuarta, puede contar su propia pelìcula, en la que el es el muchachito. Suerte y menos tecnologìa = mas humanidad.

  5. y además abría que pensar que esto sucede en lapsos de tiempos cada vez más rápidos.. y capaz que todo esto sucedió en dos semanas.. antes sin tecnología tardaba muchos mas

  6. es una picardia lo bobos que nos hemos vuelto como sociedad.

    se pierden los amigos, se pierden los mates y las charlas, hoy todo es twitter, face, blackbergy y eso.

    antes se hablaba, ahora se dice te quiero x sms, se publican cosas en el muro y cualquiera «levanta» por una pantallita. podes poner te quiero a tu novia, y estar «tiroteando» a otra mina a la vez.

    el que hace las cosas a la «antigua» es considerado un boludo…

    tiempo de ciber galanes y ciber gatasfloras… total tienen 500 atras para elejir

    como dijo un sabio «si la conociste por facebook y eras uno de los 500 a los que le daba bola, despues no te quejes»

    muy buena nota!!!

  7. amor amor amor amor amor amor, decis amor y algo se dibuja en tu mente, una situacion esperada, un rostro que inspira ese amor, y aunque seas una mujer independiente, que ha conquistado espacios en el mundo, un día, te ves disfrazada de julieta esperando a romeo en ell balcon, y te das cuenta de que ese romeo que llego a decirte lo que hasta en novelas esperabas, un dia es solo un hombre que no busca reiterar cuanto te quiere y que esta lejos de esa dulzura desmedida que en tus fantasias lo hacian acercar al ideal. Es ahi, donde el disfraz de julieta se transforma en una pesada carga y tus fantasias te obligan a pasar por finales inesperados, y te preguntas: y romeo?, romeo murio, lo lamento, y con el tu rol de julieta. A veces es mejor enfrentarse a un hombre siendo solo una mujer vulnerable y pedirle al otro que sea responsable con sus propias fantasias, porque quizas una tampoco entra en ese ideal de mujer que los hombres llevan: una mujer atractiva, simple, que no complique el dia, que cocine, que sea inteligente y que sepa callar sus necesidades. Si algo aprendi jugando al amor y siendo victima de sus concecuencias es a no disfrazarme para nadie, y vivir en mis propios balcones, sin esperar a romeo, solo esperando un hombre, esperando es una forma de decir, porque la vida aun sin ellos, sigue siendo maravillosa

    1. Silvina, que bien me hizo leer tu reflexion yo aun sigo colgada del balcon esperan a romeo, tenes razon. tiempo al tiempo y al balcón solo para tomar aire

  8. Bueno, yo me separe («dejaron») en abril, 2 días antes de mi cumpleaños, después de una relación de 10 años…se fue de casa un sábado, para «pensar» y tomarse unos días, luego lo charlaríamos…. el lunes me entero por facebook… Èl paso de estar en una relación…. a estar soltero….
    Ahh mira, o sea que yo también? … fue muy loco, muy infantil, muy cobarde… si nos encontramos días mas tarde para charlar… pero que mas no?
    Tuvimos unas recaídas a mediados del año, pero por suerte al fin!! me gano el orgullo, y logre dejarlo ir.
    El problema para mi es el siguiente, toda persona con dificultad para comunicarse, las redes «alimentan», hace todo mas fácil…eso no esta bueno… No tenes al otro enfrente, no lo miras a lo ojos.
    Las redes no serian problemas en una separación… el problema es que nos permite continuar con chiquilinadas, infantiles, no hace falta crecer.

  9. Estoy atravesando una separación después de 9 años, 2 de novios y el resto conviviendo. Todo lo que relatan que le pasa a Marina, me pasa a mi. Lo distinto es que él responde a mis twitts todavía, en un clase de pseudo plan amigos. 6 meses tardó esta chica en sentirse bien?? Pensar en 6 meses de ésto ya me angustia.

  10. dar UF en la cabeza es lo más difícil y lleva tiempo. Hacer ese click significa cerrar con una etapa que, sabemos, no volverá. Y eso es lo que más duele… pero, como con todo, es cuestión de tiempo. Y un día, caés en la cuenta de que ya no pensás más, que pudiste cortar con esa locura, seguir adelante. Lástima que el proceso suele ser muy doloroso. Me encantó el post, justamente porque estoy en ese momento en que sé lo que tengo que hacer, pero no me animo por temor a lo que voy a perder.

  11. Un post excelente, fiel retrato virtual y real del amor. Un orgullo tenerte de amiga en Twitter, te saluda @graciadelcielo

  12. Que fuerte leer esto ahora. Ahora que mi marido y yo volvimos, luego de tres meses de separación y de pasar por casi todo eso. Borrarlo a él y a sus amigos de FB, TW, y cantidad de otros sitios digitales. Encontrar fotos, videos, recuerdos.
    Y es verdad, el dolor es muy real, nada virtual.
    Ahora que estamos juntos y felices otra vez, tb hay otros recuerdos cargados de dolor y de angustia que aparecen, recuerdos de esos tres meses separados.
    Lo que tengo claro POR AHORA es que no voy a amigarme con sus amigos en FB o con su familia, las mujeres perdemos la independencia rápidamente cuando las cosas van bien.

Los comentarios están cerrados.