Rouge

Rouge

- Moda -

Mariah es musa navideña de Otazú

23 de diciembre de 2011

El diseñador puntano que triunfa en el mundo conversó el año pasado con Perfil.com. El motivo de la entrevista era su participación en el diseño de accesorios para Sex & the City 2. Reproducimos a seguir la nota, por si alguna se la perdió:

Para la mayoría de las mortales, ver una foto de las protagonistas de Sex & The City en Abu Dhabi resulta tan lejano como era el glamour europeo para un chico de San Luis. Pero para Rodrigo Otazú, esos mundos se juntaron.

“¿Quién no tuvo un sueño?” dice el creador de las joyas que usan las celebrities. “Desde chiquito de irse a Europa, o ver la torre Eiffel de cerca o el Big Ben en Londres. Yo vivía pensando en esas maravillas y las mil aventuras. Primero fui a vivir un par de anos a Sydney donde Europa me llamaba mucho mas la atención. Todos los artistas. Todos los disenadores del mundo vivian ahí y yo quería conocerlos y trabajar con ellos Karl Largedfeld, J.P. Gaultier, Lacroix, Galliano”.

Rodrigo Otazú se confiesa bohemio y a pesar de que Europa le dio mucho, tiene un amor incondicional por Nueva York.

“Una diva total”, así define a la mujer que usa sus diseños. “Para mí es una mujer que sabe lo que es.  Sabe como llevar esa postura elegante y ama la pasion de ser ella. Amo las mujeres que saben ser hermosas. No necesariamente las que son hermosas, pero que saben darle un twist a su propia belleza y brillar por sí solas”.

No puede definir cuándo comenzó su pasión por la moda: “siempre me metia en problemas;  cortaba cotinas para hacer corbatas para tener un nuevo look para el colegio.  Le destruía las joyas a mi madre  para que tuviera un reciclaje nuevo de todo lo que tenía, pintaba la casa de todos colores, hacía escenografias para los programas en TV de ella, creo que es algo que me viende de cuna”.

LLUVIA DE ESTRELLAS
Sus comienzos con las celebrities fueron con  Kylie Minogue cuando vivia en Sydney hace ya mas de 20 años. Pero él define como “su mejor cartelón” cuando conoció a Britney Spears con su “Slave for you”.

Cuenta que a partir de ese momento fue como una “cascada” de celebridades como Beyoncé, Madonna, Tyra Banks, Nicole Kidman, Aretha Franklin, Lady Gaga y por supuesto, las chicas de Sex & The City.

No discrimina en el uso de materiales: desde plástico hasta diamantes. “La hermosura de mi trabajo es la amplitud de posibilidades de tengo para hacer de lo imposible, lo posible. Algo único y siempre depende del cliente y divertirme con el proyecto”, dice.

“Creo que ser argentino y puntano me llevo a poder luchar fuerte en la vida. A nosotros no nos regalan nada y si querés hacer algo en la vida y querés ser alguien tenés que luchar por serlo. Y Argentina tiene cosas muy buenas: ese “qué se yo” del sex-appeal de los argentinos usándolo como ingrediente en tu trabajo es algo que te ayuda a hacer la mujer o el hombre mas hemoso/a pero también el coraje de hacer cosas nuevas y diferentes”.

Su último batacazo fue diseñar nada menos que para Sex & The City 2, que él considera como “un golpe de suerte y haber estado en el lugar exacto con la gente correcta”. La repercusión fue mundial y lo entrevistaron hasta de Japón y China y sus diseños hicieron delirar a las mujeres en todo el planeta.

María José Bonacifa, Editora de Perfil.com