Rouge

Rouge

- Shopping -

Cuando la mirada está en los pies

La campaña de Maggio Rosetto se basa en las plataformas
13 de octubre de 2011

 

Zapatos, un ítem que toma más y más protagonismo en lo que es un look. Podés vestirte de negro y si tu calzado es espectacular, tenés garantía de éxito total. Se pueden tener pares y pares y siempre creer que se necesita uno nuevo, pero la idea es comprar en forma inteligente, modelos que nos hagan sentir cómodas y que sean de buena calidad ya que los precios parecen haberse disparado esta temporada.

Las plataformas son las reinas de la primavera-verano, pero las clásicas ballerinas siempre tienen un lugar destacado. Son chic y cómodas, una dupla a la que es difícil resistirse.

Brenda T. Shedden es la diseñadora de Maggio Rosetto, y cuenta que en esta colección los cueros de vaca y cabra se muestra envejecidos, engrasados, entalcados y gastados. “También se usó el yute, charol y lona para modelos más informales”, aclara.

En cuanto a colores, una paleta muy amplia  coral, turquesa, esmeralda, fucsia, violeta, en tonos radiantes acompañan al negro, suela y crudo.

Aclara que en esta temporada el día y la noche están bien diferenciados ya que de noche se usan altísimos stilettos peep toe, con moños de raso, rosas y sandalias de taco alto,
súper elegantes.

“En esta colección busqué especialmente privilegiar el desarrollo de diseños con tacos y bases de altura media en todos los modelos urbanos, que fueron pensados para el uso diario e intensivo”, resume Graziana Macchi, dueña y diseñadora de Mule.

Entre los diseños más destacados de la nueva colección predominan los zapatos con plataformas ultralivianas, tacos anchos y altos forrados en folias, yute y lonetas estampadas.
Para el día se imponen las ballerinas con calados láser en las capelladas y las sandalias romanas con miles de tiras entrelazadas, dos ítems infaltables para la primavera y el verano. Para la noche y las ocasiones más elegantes, la colección de Mule propone sandalias con tacos y plataformas altísimas, las gamuzas estampadas, el glitter y los accesorios de strass.

Opciones hay muchas, la idea es encontrar los modelos que sienten bien a cada una y sobre todo, que resulten cómodos para poder caminarlos y que, aunque muy lindos, no queden guardados en los botineros.